Álvaro Cervera, junto a Perera y Manzano, en un entrenamiento.
Álvaro Cervera, junto a Perera y Manzano, en un entrenamiento.

Cádiz CF

El Cádiz CF busca dos extremos en el mercado de invierno

Cervera expresa una de sus prioridades para reforzar el equipo cadista en este periodo de fichajes

Por  10:45 h.

Tras acabar el año futbolero, en cuanto a partidos se refiere, y a la espera de la vuelta de la competición, el Cádiz CF pone sus miras en un mercado de invierno que arranca en unos días y en el que el conjunto cadista va con todo de cara a buscar refuerzos que hagan la plantilla más competitiva.

Fue Óscar Arias, director deportivo, quien hace unos días reconocía abiertamente que una de las prioridades de la dirección deportiva es la búsqueda de un central. La situación de Servando y su lenta recuperación hace que Arias requiera de los servicios de otro central que complete la nómina de zagueros con Mauro, Kecojevic y Sergio Sánchez.

Con todo, además del central la dirección deportiva se centra en una posición clave para Álvaro Cervera y que realmente también necesita de incorporaciones, los extremos. El propio entrenador apuntaba tras la victoria ante el Deportivo que “nos costó durante el partido en ocasiones porque no teníamos jugadores de banda rápidos en el banquillo“. Cuestionado por ello, Cervera era claro reconociendo que le gustaría tener dos fichajes que fueran extremos en el mes de enero.

Y es que los jugadores tanto en izquierda como en derecha que el técnico tiene a día de hoy no son tan extensos como parece. En la banda derecha el técnico tiene a Salvi y Salvador Agra. El primero es un jugador clave que ahora está lesionado y el segundo no ha dado ese paso al frente que se espera. Jugadores como Alex son realmente falsos extremos que hacen otras labores pero tienen la velocidad que Cervera quiere en esa posición.

La banda contraria presenta más vacantes. El entrenador solo tiene a un jugador puro de banda como Jairo. Juan Hernández se lesionó a principio de temporada, y el otro, Manu Vallejo, es un futbolista que se maneja mejor detrás del delantero que en dicha posición.

A la espera de comprobar si Javi Álamo se queda o no, queda claro que el entrenador quiere dos extremos, uno por banda, para completar una plantilla que se fortalezca más con la idea de juego que propone el entrenador amarillo.