El Numancia rinde en Los Pajaritos. Foto: CD Numancia.
El Numancia rinde en Los Pajaritos. Foto: CD Numancia.

CÁDIZ CF

Análisis del Numancia: Los sorianos alzan la voz

Líder de LaLiga 123 al inicio de la jornada, el compacto equipo de Jagoba Arrasate apuesta por el toque y la intensidad

Por  17:17 h.

Tres temporadas cumple Jagoba Arrasate en el banquillo del Numancia, uno de los equipos más representativos de LaLiga 123. Ya lo advirtió el entrenador cadista Álvaro Cervera la temporada pasada: «El Numancia es el típico equipo de Segunda. Nunca alza la voz pero siempre da que hablar». Nunca entre comillas, ya que esta temporada ha dado un golpe sobre la mesa y ha empezado esta jornada liderando la clasificación con diez puntos, los mismos que Cádiz CF, Valladolid y Cultural Leonesa.

El que fuese entrenador de la Real Sociedad sigue apostando por el fútbol de toque agresivo, con un sistema definido: 4-2-3-1. La calidad en el juego no está reñida con la agresividad (bien entendida) en defensa. Sólido en Los Pajaritos, siempre va con humildad, un presupuesto sin grandes alardes y las ideas claras para ser uno de los clásicos de Segunda que ya acumula dos décadas en la LFP (alternando Segunda con Primera).

Arrasate cuenta con el respaldo total y absoluto de la junta directiva soriana. El objetivo es claro: permanencia y sufrir lo menos posible. El resto se irá viendo. Y todo ello con un plantel prácticamente nacional (salvando al senegalés Diamanka), con un gran peso del balompié norteño y mezclando veteranía y juventud. Sin lugar a dudas, un ejemplo a seguir para los modestos por su eficacia. El tesón numantino sigue resistiendo.

La portería

El guipuzcoano Aitor Fernández le ha ganado la batalla de la titularidad al melillense Munir. Jagoba Arrasate lo tiene claro desde que el norteño se hiciese con el puesto la temporada pasada después de una gran segunda vuelta. Ahí se hizo posible, en buena medida, la continuidad de los sorianos en la categoría de plata.

Formado en las categorías inferiores de Athletic y Villarreal, el de Mondragón se muestra solvente y sólo ha recibido menos goles (3) que el alfarero Casto (1) y el cadista Cifuentes (2). Las estadísticas están ahí. No mienten.

El gran damnificado, por lo tanto, es Munir. Internacional con Marruecos y viejo conocido del cadismo en Segunda B (se llegó a vincular su nombre con el club gaditano en algún momento), al melillense le toca esperar. Mientras le queda la Copa del Rey para demostrar su buena capacidad en los balones aéreos y en el juego con los pies.

El tercer portero, sin participación aún, es Gaizka Campos. Procede del Barakaldo y sigue formándose con el filial numantino en Tercera.

La defensa

Jagoba Arrasate tendrá que modificar su retaguardia de cara a la visita a Carranza este domingo. Las molestias físicas del aragonés Ripa provocan que el flanco izquierdo de la defensa rojilla quede huérfano. Sin uno de los capitanes, el Numancia pierde experiencia y contundencia en esa demarcación.

Para sustituir a Ripa aparecen diversas opciones. La lógica sobre el papel es la presencia de Luis Valcarce, pero el berciano, con gran recorrido por su banda, regresó en la cita copera después de nueve meses ausente por una lesión de rodilla. Le falta ritmo y tener como rival a Salvi puede ser un suicidio. Por lo tanto, no es descabellado que uno de los laterales derechos del equipo pase a esa demarcación.

En el lateral derecho es vital la presencia de Unai Medina, pero el vizcaíno domina ambas piernas. De proyección ofensiva y con remate, ya cumple su tercera temporada en la entidad de Los Pajaritos. Es habitual en el once. Su recambio es Markel Etxeberría, otro de los vizcaínos del Numancia. No es titular habitual, pero tendrá su oportunidad en Cádiz. Este último está cedido por el Athletic hasta el 30 de junio. Con experiencia en Segunda con Bilbao Athletic y Valladolid.

En el centro de la zaga se hacen fuertes Dani Calvo y Escassi. El oscense viene de realizar una gran temporada, aportando incluso goles. Compenetrado con el canterano rojillo está el malagueño, mediocentro de contención que se adapta al puesto de central por su polivalencia y por ahora los resultados son óptimos.

Escassi supo aprovechar su oportunidad debido a las lesiones de los otros centrales del equipo: Unai Elgezabal y Carlos Gutiérrez. El primero, ex del Alcorcón y cedido por el Eibar, sufrió una rotura fibrilar en el aductor menor de la pierna derecha. El segundo, muy potente en los balones aéreos y que dejó una gran imagen en la segunda vuelta del curso pasado, tiene problemas en el ligamento lateral interno de la rodilla izquierda tras una entrada de Jair (Huesca) en la primera jornada de la competición liguera. Sigue lesionado.

El centro del campo

Debido a la reubicación de Escassi, Íñigo Pérez y el foráneo Diamanka son los habituales mediocentros de este Numancia. El navarro es una referencia dentro y fuera del terreno de juego por su trabajo, oficio y calidad. Es fijo en el mediocentro. Asimismo, el senegalés, con experiencia en Segunda con clubes como Almería, Zaragoza y Leganés, aporta intensidad y se atreve con el disparo. Ya lleva un gol esta temporada. De esta manera, jugadores recién fichados como Grego y Larrea esperan su oportunidad.

Ambos ejercen como sostén a una segunda línea formada por jugadores más verticales y/o talentosos. Y es que es ahí donde aparecen Pablo Valcarce, Marc Mateu y Pere Milla.

Hermano de Luis, Pablo Valcarce es uno de los referentes del equipo de Arrasate en cuestiones ofensivas. Lleva dos temporadas consecutivas marcando ocho goles y este curso ya acumula dos después de su exhibición ante el Sporting la pasada jornada. El berciano es clave por su trabajo, pegada y gol. El curso pasado tuvo momentos muy dulces, pero se diluyó en algunas fases. Llega en un gran estado de forma.

Del valenciano Marc Mateu se puede destacar que es un centrocampista zurdo con una gran técnica. Se formó en las canteras de Zaragoza y Villarreal. Está cuajando un buen papel.

Sobre Pere Milla se puede señalar que es la gran sensación del equipo soriano en este inicio de competición. El ilerdense es un habilidoso extremo izquierdo que acierta de cara al marco contrario. Está siendo una pesadilla para las defensas rivales y ahí está una de las claves del liderato numantino. Ya lleva anotados tres goles. Está cedido por el Eibar hasta el 30 de junio y los armeros no suelen fichar por fichar. Ellos controlan muy bien el mercado de la categoría de plata. Dejó su sello en Segunda B (marcó 18 goles con la UD Logroñés) y el curso pasado ya jugó con el UCAM en Segunda.

Y todo ello sin la presencia sobre el césped del hispano-venezolano Julio Álvarez. A sus 36 años, el canterano madridista cumple su cuarta etapa en Los Pajaritos. Siempre ha sido clave a balón parado, aunque aún no ha podido jugar. Pese a todo, sus compañeros están haciendo que su ausencia no sea un problema. Los recambios están ahí.

La delantera

Unas molestias en los isquios dejarán a Manu del Moral sin jugar en Cádiz esta jornada. Aunque se adapta muy bien a la banda, el jienense es el ariete preferido para Arrasate. Ya demostró su potencial arriba el curso pasado (su primero en Soria) con nueve goles que le hicieron ser el máximo goleador del Numancia pese a sufrir una grave lesión que le cortó su gran momento en la segunda vuelta. Un hecho que sufrió en sus carnes el equipo. A sus 34 años, Manu del Moral vive una segunda juventud después de su experiencia en Primera y tras ser internacional con España.

El sustituto del andaluz será Higinio, uno de los fichajes de esta temporada. Fue incorporado después de 13 goles con el Valladolid B en la categoría de bronce y el murciano está dejando buenas sensaciones. A Arrasate le agrada. El ex de Real Murcia y UCAM, entre otros, tiene su oportunidad. Es el relevo natural de Kike Sola y Villalibre, delanteros rojillos en distintas fases del pasado ejercicio.

El lesionado Guillermo (otro de los fichajes tras su paso el Elche y que no llega a esta cita), el canterano Nacho y el balear Dani Nieto (llegó en el mercado de invierno) pueden aportar otros condicionantes arriba.