El Juli y el toro Orgullito que fue indultado el 16 de abril de este año
El Juli y el toro Orgullito que fue indultado el 16 de abril de este año - ABC
TOROS

La Unión Taurina de Abonados de Sevilla elabora «una lista negra y una lista blanca» de ganaderías

El colectivo califica los hierros lidiados durante el 2018 en la Real Maestranza descartando o pidiendo que regresen en 2019

Actualizado:

La Unión Taurina de Abonados y Aficionados de Sevilla ha emitido un comunicado valorando las ganaderías lidiadas durante la temporada 2018 en la Plaza de Toros de Sevilla. El colectivo ha elaborado y calificado como «una lista negra y una lista blanca» de los hierros enumerando los motivos, por los que, según su criterio, deben volver a o no a la Real Maestranza.

El comunicado de la UTAA-Sevilla quiere «dejar patente que una vez más el toro ha fallado en Sevilla» y realiza una dura crítica al indulto del toro «Orgullito» de Garcigrande el pasado 16 de abril. Según los abonados, «los “agradaores” de desconocido prestigio argumentarán sobre todo el indulto a un toro mediocre de Garcigrande. Los méritos de ese animal ni con mucho llegan a la excelencia de un verdadero toro bravo. Este indulto es la consagración de la mediocridad imperante en Sevilla, contagio de otras plazas de escasa categoría».

Otra de las fuertes críticas del colectivo van dirigidas al «predominio de encaste Domecq en sus acepciones peores, que son los hierros impuestos por las “figuras” de cristal y el imperio del monopolio».

En «la lista negra» elaborada por la asociación que preside Diego Martínez se encuentran las ganaderías de Victoriano del Río; Las Ramblas; Matilla (en referencia a Hermanos García Jiménez, Olga Jiménez y Peña de Francia) a los que calificó «una vuela a la Fiesta y al aficionado», Garcigrande, de cuyos toros se preguntan si fueron bravos; Núñez del Cuvillo, «modelo ideal del medio toro»; El Pilar; Jandilla, tras «otro año más de fracaso» y Juan Pedro Domecq.A todas estas ganaderías les piden que no vuelvan.

En «la lista blanca» y por tanto, piden «que vuelva» aunque con algunas reservas, son las de Torrestrella, «a pesar del borrón de esta temporada merece un voto de confianza por su línea encastada de las últimas temporadas»; La Palmosilla «bien presentados pero la suerte de varas fue simulada»; Victorino Martín, pidiendo «la alquimia de Victorino padre» ante la «deriva descendente de este hierro emblemático»; Miura y Fuente Ymbro para quienes proponen «un cartel interesante para el año que viene formado por Diego Urdiales, Emilio de Justo y Pablo Aguado».

El comunicado termina diciendo que «los aficionados somos conscientes que esta valoración no sirve para nada, pero tenemos obligación de decirlo» y lamentando que «el año que viene el imperio del monopolio volverá a presentar en los carteles las mismas ganaderías con escasas variaciones. El aficionado seguirá desertando del abono». Por último, reparte de responsabilidades sobre la situación entre la empresa, los equipos gubernativos, la Administración andaluza y los medios de comunicación.