La caseta Karma donde se produjeron los hechos.
La caseta Karma donde se produjeron los hechos. - LA VOZ
SUCESOS |FERIA DEL CARMEN SAN FERNANDO

Un spray de gas pimienta obliga a desalojar a decenas de personas de una caseta en la Feria de San Fernando

La evacuación se produjo de madrugada cuando la caseta se encontraba abarrotada. Varias personas sufrieron problemas de ansiedad, asfixia y picores

La rápida intervención de la Policía Nacional en el control de la evacuación evitó una posible avalancha

Actualizado:

Una posible gamberrada que pudo terminar muy mal. Agentes de la Policía Nacional intervinieron la madrugada de este martes en la evacuación de una caseta de la Feria de San Fernando después de que un individuo echara gas pimienta en el interior de la instalación lo que provocó diversas molestias al público que a esas altas horas de la noche disfrutaban de la fiesta.

El incidente se produjo en torno a las cinco y media de la mañana en la caseta Karma, una de las preferidas por la movida juvenil del recinto ferial. El lugar estaba a esas horas repleto de público. En un momento dado, agentes de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de Cádiz que se encontraban trabajando en el dispositivo especial de seguridad vieron como en la entrada se arremolinaba de repente un tumulto de personas. Los agentes acudieron de inmediato pensando que se podía tratar de una pelea pero sin embargo, en realidad lo que estaba pasando es que la gente escapaba del ambiente incómodo y asfixiante que se estaba ya respirando dentro del local. La rápida intervención de estos policías controlando la salida evitó que se formara un tapón y hubiera algún problema más grave de avalancha.

En el exterior, los afectados fueron atendidos refrescándoles con agua la cara. Miembros de Policía Local, Protección Civil, una ambulancia fija y otras más de apoyo (DCCU) participaron en la intervención y la asistencia sanitaria. Algunas de estas personas tuvieron problemas de nervios, asfixia y de picores aunque no se produjeron heridos de gravedad por intoxicación. La caseta fue clausurada, debido también a que ya era la hora límite de cierre, las seis de la mañana.

El autor de esta gamberrada que pudo terminar en un suceso de mayor gravedad de no haber sido controlado a tiempo no ha sido de momento identificado ya que se pudo ocultar entre la muchedumbre. Según fuentes consultadas, no es la primera vez que ocurre un incidente de estas mismas características en la feria isleña.