Presentación en el anterior mandato de los vehículos que ahora se pierden.
Presentación en el anterior mandato de los vehículos que ahora se pierden. - L. V.
SEGURIDAD

El sindicato de la Policía denuncia la pérdida de dos vehículos patrulla

Aseguran que no se ha renovado el contrato de renting de los dos últimos coches adquiridos para el servicio

Actualizado:

El Sindicato de la Policía Local Independiente (SPLI) ha denunciado la pérdida de dos vehículos patrulla al no renovarse el contrato de renting. Precisamente se tratan de los dos coches más modernos con los que se contaba y además menos contaminantes al ser híbridos.

Todo ello a pocos días de que comience la Feria del Carmen y dejando al servicio de vigilancia "con los otros tres vehículos operativos de la Policía Local, cuyo titular es el Ayuntamiento de San Fernando, con más antigüedad, menos sostenibles con el medio ambiente y que consumen más combustible, presentando deficiencias al tener muchos kilómetros realizados, poniendo en riesgo de accidente a los funcionarios de la Policía Local, en el desempeño de sus funciones en conducción de urgencia y en emergencia, y al resto de usuarios de la vía".

Según el sindicato, desde el Ayuntamiento se incumple la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, Acuerdo de Funcionarios y Convenio Colectivo, al no garantizarse el derecho de los empleados municipales a una protección eficaz y una adecuada política de seguridad, salud e higiene en el desempeño de la actividad pública, por lo que en esta legislatura, ya la Inspección de Trabajo ha tenido que visitar las dependencias municipales, vehículos patrullas y trabajadores durante su jornada laboral, por denuncia de las organizaciones sindicales y empleados municipales afectados o accidentados.

"Hasta la fecha el equipo de gobierno, desde el comienzo de su legislatura, ha demostrado en su mandato su incapacidad de solucionar y gestionar el material para el colectivo policial, de recursos y de elementos esenciales y fundamentales para el desempeño de las funciones propias, situación económicamente caótica pues anuncian un superávit de más de 7,5 millones de euros y resulta que no se han gastado el dinero presupuestado, como sucede con la falta de entrega de uniformidad reclamada por SPLI-UPLBA estos años, cuando el último contrato de la uniformidad se realizó en el año 2015, o la compra de 27 chalecos antibalas que fueron devueltos por inadecuados para el trabajo policial, y otros 35 adquiridos este año que carecen de efectividad contra los ataques con arma blanca, y ahora con la retirada de los dos últimos vehículos híbridos adquiridos, por finalización del contrato de alquiler con la empresa adjudicataria".