Momento del relevo en el acuartelamiento de Camposoto.
Momento del relevo en el acuartelamiento de Camposoto. - l. V.
EJÉRCITO DE TIERRA

El Coronel Francisco Jesús Diéguez Oliva ya está al frente del CEFOT-2

El acto se lleva a cabo en el Acuartelamiento Militar de Camposoto

San FernandoActualizado:

El Centro de Formación de Tropa Nº 2 bajo la presidencia del General de División, Amador Enseñat y Berea, Director de Enseñanza, Instrucción, Adiestramiento Evaluación del Ejército de Tierra, ha celebrado hoy 3 de abril, el acto de relevo de mando entre el Coronel José María Jiménez Portillo y el Coronel Francisco Jesús Diéguez Oliva.

La parada militar se desarrolló en el Patio de Armas del Centro y en ella participaron su Escuadra de Gastadores, la Banda de cornetas y tambores del Regimiento de Artillería de Costa Nº 4, una Unidad de Honores y la Unidad de Aspirantes a Reservistas Voluntarios que desarrollan, durante estas dos próximas semanas, la Fase de Formación Militar General en el CEFOT-2.

Al acto asistieron, además de numerosas Autoridades Civiles y Militares y compañeros de otras Unidades de la Plaza, una nutrida representación de amigos y familiares del Coronel Diéguez que le arroparon en un día tan señalado.

Después de la fórmula de relevo pronunciada por el General Enseñat, el relevo fue materializado con la entrega del Guion de mando por parte del Coronel saliente al entrante. A continuación, el Coronel Portillo, quien ejercía el mando desde el 15 de abril de 2016, se despidió de la Bandera del CEFOT-2.

En su alocución, el Coronel Diéguez, tras unas reflexiones personales sobre su vida familiar y militar, agradeció a compañeros en activo y veteranos su ejemplo y ayuda.

Asimismo, dedicó unas palabras a la Ciudad de San Fernando, y a sus representantes, significándose a partir de ahora como “un isleño más” y brindándoles todo el respaldoy colaboración del Centro para cumplir con su vocación de servicio a España y a los españoles. También tuvo una especial mención a la Armada y a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado expresando la plena disposición para mantener y ampliar los lazos de amistad y los espacios de colaboración, conocimiento y mutuo apoyo.

Por último, instó al personal a sus órdenes a ser ejemplo de virtudes militares ante los alumnos que pasan por el Centro e inculcarles el deber de mantener una alta preparación moral, física y técnica para saber afrontar los rigores y las dificultades de la vida castrense.