Foto de archivo en la que aparecen Antonio Sanz, Juanma Moreno y Loles López
Foto de archivo en la que aparecen Antonio Sanz, Juanma Moreno y Loles López - EFE
POLÍTICA

El PP buscará un candidato de consenso para relevar a Sanz de la dirección provincial

Los estatutos del partido marcarán los tiempos, pero la directiva gaditana insiste en que la prioridad ahora son las municipales

CÁDIZ Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El nombramiento el pasado sábado de Antonio Sanz como viceconsejero de Presidencia del nuevo gobierno de la Junta obliga a introducir cambios en la dirección provincial del PP. Sanz es senador y actual presidente del partido en Cádiz, pero tendrá que abandonar este puesto para dedicarse al cien por cien a su nueva función en el Gobierno de Juanma Moreno. Sin embargo, el relevo se hará sin prisas y con un candidato de consenso. Es evidente que el partido no tiene intención de convocar un congreso extraordinario para designar al nuevo líder provincial. La transición en Cádiz se llevará a cabo mediante la convocatoria de una Junta Directiva provincial que elevará una propuesta de candidato y que deberá contar tanto con la bendición de la dirección general de Madrid y la dirección regional de Sevilla. Este proceso necesita de un debate interno hasta llegar a una propuesta de candidato de consenso. El primero en anunciar que presentará candidatura es el actual alcalde Vejer y referencia de Pablo Casado en Cádiz, José Ortiz. No obstante, fuentes del partido han adelantado a LAVOZ que el PP de Cádiz no está ahora en el debate del relevo de la dirección sino que ha centrado todos sus esfuerzos en las elecciones muncipales del próximo 26 de mayo.

La filtración este fin de semana de que José Ortiz encabezará una candidatura para sustituir a Sanz al frente del partido en Cádiz ha desatado todo tipo de conjeturas sobre la inmediata celebración de una Junta Directiva del PP que active el proceso de cambio.

Sin embargo, la secretaria general del PP en Andalucía, Loles López, se ha encargado este lunes de rebajar la tensión al advertir que el relevo de Antonio Sanz al frente de la presidencia del PP de Cádiz se hará conforme a lo que marcan los Estatutos de la formación, después de que el ‘popular’ vaya a abandonar dicha responsabilidad para dedicarse plenamente a su nuevo cargo como viceconsejero de Presidencia. De hecho, ni hay fecha para abrir el proceso de relevo ni tampoco existe un plazo determinado para la sucesión.

Así lo indicó ayer López en rueda de prensa, donde tras ser preguntada sobre si el alcalde de Vejer, José Ortiz, tal y como se ha publicado, podría relevar a Sanz en la presidencia del PP de Cádiz, dijo que esa cuestión aún no se ha puesto sobre la mesa pero que Ortiz «es un magnífico compañero y un gran alcalde».

La dirigente 'popular' insistió en que serán los estatutos del partido los que marquen cómo se llevará a cabo el cambio en la Presidencia del PP de Cádiz, «algo que se verá en su momento». «Cada cosa lleva su tiempo y los tiempos son muy importantes», añadió.

Preguntada también sobre si Antonio Sanz dejaría además el cargo de senador por la Comunidad que ostenta en estos momentos, la número dos del PP andaluz ha respondido que «previsiblemente sí».

Antonio Sanz logró la presidencia del PP de Cádiz en 2004 y la mantuvo hasta 2006. Posteriormente, en 2012, se hizo de nuevo con las riendas del partido en la provincia hasta ahora.

Los estatutos del Partido Popular contemplan, desde el último congreso nacional, una cláusula de incompatibilidad que establece que los cargos institucionales no podrán ser ejercidos por presidentes provinciales ni por los secretarios. Concretamente, dice de manera textual que «los presidentes, secretarios provinciales e insulares del partido sólo son compatibles con cargos de representación institucional en corporaciones locales y provinciales, en Parlamentos autónomos y el Senado».

Cuando Antonio Sanz -ya como delegado del Gobierno en Andalucía- se presentó nuevamente a la reelección como presidente provincial del partido en Cádiz en el año 2017 (obteniendo el 99,2% de respaldo de los militantes) se realizó una excepción -también contemplada en los estatutos- que le permitió continuar en ambos cargos. Sin embargo, esta excepcionalidad no se producirá ahora que es viceconsejero de Interior de la Junta de Andalucía, cargo que desempeñará a tiempo completo.

Sanz no seguirá en la presidencia del partido aunque no se ha determinado quién le relevará de su puesto ni cómo se llevará a cabo. Lo que sí es seguro es que se hará conforme a los estatutos del partido, que son los que marcarán el cambio de presidencia, y, sobre todo, por consenso.