INDUISTRIA AERONÁUTICA

El cese del A380 toca de lleno a la industria auxiliar de la Bahía

La planta de Puerto Real redujo espacio en 2015 ante la caída de pedidos de este avión para volcarse con del A350

Más de medio centenar de empleados de Airbus trabajan en Cádiz en este programa aeronáutico

Cádiz aporta el estabilizador, el timón de cola y los protectores de motor de este aparato

Actualizado:

La falta de pedidos ha terminado por hundir a uno de los programas estrellas de Airbus: el superjumbo A380. La caneclación definitiva de la construcción de este avión para 2021 afecta directamente a las dos plantas de Airbus en la Bahía de Cádiz, pero en especial a su industria auxiliar. La dirección de la empresa comunicó este jueves en una nota a todos los trabajadores de Airbus en Cádiz que dejará de fabricar el modelo de avión A380 a partir de 2021 sin precisar el mes de término. Esta decisión provocada por la caída de uno de los contratos con el mayor cliente de este modelo, afecta en global a la compañía a entre 3.000 y 3.500 trabajadores en toda la compañía y concretamente en España afecta a las plantas de Illescas, Getafe y Puerto Real, en un número de trabajadores aún por determinar.

Airbus tiene subcontratado a la industria auxiliar, en especial a Alestis, pequeñas secciones del A380

La empresa ha emplazado a la representación de los trabajadores en las próximas semanas a comenzar un proceso de diálogo para tratar de minimizar el número de afectados con movilidad interna, ya que aumentamos la cadencia de programas como el A320 y A350 y se han conseguido nuevos contratos para el A330.

En la provincia, la planta de Puerto Real es la que se ve más afectada, ya que dicha planta depende en un 25% a la producción del A380, actualmente se fabrica el timón y el estabilizador de3 cola de dicho modelo y la Belly Fairing (o panza del avión), teniendo la nave más grande de dicha planta en exclusiva para el programa y estando actualmente en su cadencia mínima (0,5 aviones al mes), con el problema añadido que la producción que termina en 2021 es la de ensamblaje final y concretamente la planta de puerto Real se vería afectada a partir del segundo semestre de 2019.

Cabe recordar que la factoría de Puerto Real, especializada en la fabricación de los timones de cola, reordenó sus instalaciones en 2014-2015 para hacer frente al aumento de producción que se le venía encima del A350. Así, parte de la plantilla que estaba a cargo de la fabricación de los timones y del estabilizador del A380 se trasladaron a la línea de producción de este nuevo avión. Más de 40 personas trabajan en el A380 en la factoría puertorrealeña

Preocupante es también para la industria auxiliar, ya que por ejemplo en Alestis Puerto Real se fabrican las trampas del tren de aterrizaje del A380, por lo que se vería afectada también en un número importante de trabajadores.

La puesta en marcha del programa del A-380 fue un hito para la planta de Puerto Real en 2004, que amplió sus instalaciones en 2006 para albergar una nueva cadena de montaje. La compañía invirtió 10 millones de euros en la ampliación.