La playa de Fuentebravía, en El Puerto, sigue cerrada al baño
La playa de Fuentebravía, en El Puerto, sigue cerrada al baño - ANTONIO VÁZQUEZ
MEDIO AMBIENTE

Playas de Cádiz: de bandera azul a la bandera negra

Quince playas gaditanas lucen para los ecologistas un distintivo luctuoso por su degradación y 16 mantienen el de punto negro

Fuentebravía, La Barrosa y Roche son una pura contradicción al compartir el galardón ambiental europeo con el premio negro de Ecologistas en Acción

CÁDIZActualizado:

El verano en las playas es como la entrega de los Oscar de Hollywood. El pasado mes asistimos entusiasmados a la entrega de las banderas azules en las playas gaditanas. Un reconocimiento que otorga anualmente desde 1987 la Fundación Europea de Educación Ambiental a las playas y puertos que cumplen una serie de condiciones ambientales. En esta edición, el litoral gaditano ha cosechado 29 banderas azules, una menos que en 2018 al caerse del listado la de Zahara de los Atunes por malos olores. Así, Rota es el municipio gaditano con más distinciones en sus playas (6), seguido de El Puerto (5), Chipiona y Cádiz (4), Conil y San Roque (3) y Algeciras y San Fernando (1). Además, los cinco puertos deportivos que contaban con bandera azul en 2018 han revalidado su distinción este año, según la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac). Concretamente, se tratan de los puertos de Alcaidesa Marina (La Línea); Sancti Petri (Chiclana); Sotogrande (San Roque); Rota y Chipiona.

Sin embargo, la organización de Ecologistas en Acción ha puesto negro sobre blanco y ha publicado su lista de playas que merecen carbón o, lo que es lo mismo, una bandera negra. Igual que Hollywood premia a las mejores películas en una fastuosa gala, al mismo tiempo, otra asociación de críticos galardona a las peores películas.

El descontrol urbanístico y la contaminación industrial juegan en contra de El Puerto, Chiclana, Vejer, Barbate, tarifa San Roque y Los Barrios

Ecologistas en Acción ha concedido 15 distinciones negras, dos menos que el años pasado, a la costa gaditana. Curiosamente, algunos de estos premios negros chocan con el veredicto de la Fundación Europea de Educación Ambiental. Es decir, hay playas que para esta fundación son merecedoras del galardón azul, mientras que para los ecologistas son merecedoras de la bandera negra. Es el caso, por ejemplo, de la playa de Fuentebravía, que figura entre las distinguidas con una bandera azul y, sin embargo, los ecologistas le han otorgado el premio negro. Precisamente, esta playa portuense fue cerrada al baño el pasado jueves por la presencia en el agua de la bacteria de Ecoli. El Ayuntamiento está investigando aún su procedencia ante la sospecha de un vertido fecal en la zona. En esta misma contradicción se encuentra La Barrosa, en Chiclana, que ha recibido la distinción azul, mientras que los ecologistas le han dado el premio negro por su desmesurada urbanización y la de Roche, por contar con una depuradora inútil.

La campaña de los ecologistas nació hace 20 años y se basa en un trabajo colectivo y voluntario para valorar el estado ambiental del litoral y evaluar y denunciar los principales impactos generados por vertidos contaminantes y agresiones urbanísticas

Impactos graves

Las dos calificaciones negativas otorgadas son Bandera Negra y Punto Negro. El primero revela impactos de mayor gravedad (vertidos contaminantes y/o agresiones urbanísticas) y el segundo, los impactos significativos, pero de menor gravedad.

Los galardones concedidos por la Federación Europea de Educación Ambiental, conocidos como Banderas Azules, según los Ecologistas, carecen de cualquier credibilidad, ya que se basan en meros aspectos turísticos, no realizan inspección alguna y la organización ecologista confía en que estas «distinciones» de Banderas Negras y Puntos Negros se truequen en verdaderas Banderas Azules de aguas y arenas limpias y de un litoral ecológicamente saludable y libre de las agresiones urbanísticas para el año próximo.

El resultado del informe de los ecologistas señala que dos Banderas Negras pasan este año en Cádiz a ser Punto Negro por la mejora en sus depuradoras. Se trata de Las playas urbanas de Bonanza-Bajo de Guía y Las Piletas en Sanlúcar, y la playa-acantilados de Roche.

Sin embargo, la organización concede dos nuevas Banderas Negras. En este caso es a las playas de La Línea.

El descontrol urbanístico y los vertidos industriales son las dos causas principales que llevan a los ecologistas a redactar un catálogo con quince zonas merecedoras de la bandera negra. En El Puerto son las playas de Fuentebravía-El Manantial, La Muralla-Puntilla. En Chiclana aparece La Barrosa-Novo Sancti Petri, mientras que en Vejer destaca El Palmar. Los ecologistas premian con su bandera negra a las playas de Barbate de Los Caños, El Carmen y la Hierbabuena, mientras que Tarifa lo recibe por la de Atlanterra y Los Lances.

El ránking cobra especial importancia en la Bahía de Algeciras, donde todo su litoral está salpicado. Bandera Negra para Palmones, en Los Barrios, y la de Campamento. Igualmente se llevan el distintivo negro la del Gibraltar, las playas de Poniente y Levante de la Línea y la de Guadalquitón, en San Roque.

Por lo que respecta a los puntos negros, Ecologistas detecta 16 zonas. Incluye en este segmento a Bonanza-Bajo de Guía, en Sanlúcar, La Jara (Sanlúcar) y Montijo (Chipiona), y las playas roteñas de Aguadulce, Peginas, El Puntalillo, La Costilla, y El Rompidillo. En la zona de El puerto los puntos negros son para la playa de El Almirante, Las Redes y Vistahermosa. La lupa de los ecologistas también sitúa como punto negro la playa del Río San pedro, en Puerto Real, y las de Conil: Fontanilla y acantilado de Roche. No se libran las playas de tarifa de Los Alemanes ni Bolonia ni tampoco Paloma Baja. Los Ecologistas califican también como punto negro todo el Campo de Gibraltar.