Sergio Romero, Inés Arrimadas y Juan Marín en San Juan de Dios.
Sergio Romero, Inés Arrimadas y Juan Marín en San Juan de Dios. - Francis Jiménez
ELECCIONES ANDALUCÍA

Ni PSOE, ni Podemos ni VOX, Ciudadanos solo pactará con el PP

La portavoz nacional de Cs, Inés Arrimadas, hace una llamamiento a la movilización y al voto útil para un inminente cambio en Andalucía

CádizActualizado:

Ni pactos ni acuerdos con PSOE, Podemos (Adelante Andalucía) o VOX. El candidato de Ciudadanos a la presidencia de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha dejado claro este miércoles en Cádiz que la única negociación postelectoral que su partido se plantea es con el PP y «si entre los dos sumamos los votos suficientes para hacer efectivo el cambio de gobierno en la Junta de Andalucía» después del 2 de diciembre.

Marín, que participaba en un paseo electoral en la capital gaditana con la portavoz de la formación naranja a nivel nacional, Inés Arrimadas, ponía fin de esta manera a las especulaciones e interpretaciones surgidas en los últimos días sobre posibles apoyos puntuales de Cs al partido de Susana Díaz y la predisposición a un abrazo electoral con VOX si sus votos resultasen necesarios para apear al PSOE del Gobierno de San Telmo.

Para eliminar cualquier rastro de duda -y el alejamiento de parte de sus votantes- recalcó su negativa a cualquier acercamiento al PSOE:«No llegaremos a ningún acuerdo con la señora Díaz porque han roto la confianza de Cs y esa es nuestra posición. Lo puedo repetir una y mil veces, Cs no va a hacer que el PSOE y la señora Díaz se pongan al frente de la Junta de Andalucía, nuestros votos no van a servir para apoyar ni al PSOE ni a Díaz». Tras la inquietud sembrada a este respecto por el candidato del PP Juanma Moreno Bonilla, Martín quiso restarle importancia y atribuyó las declaraciones del popular a un estado de desesperación: «Moreno Bonilla está desesperado porque el PP va a perder muchos escaños y se está hundiendo en Andalucía».

Menos benevolente fue con Susana Díaz, a quién conminó a hablar de su acuerdo con Podemos «y me responda si va a poner la economía de Andalucía en manos de Teresa Rodríguez y Podemos».

Sobre VOX se reafirmó en lo señalado en otras ocasiones, que «aceptaría los votos de cualquiera que quisiera un cambio en Andalucía», pero introdujo un matiz importante al afirmar que no pactaría con el partido ultraconservador. Hasta la fecha Cs no ha tenido «ningún contacto con ninguna fuerza política ni parlamentaria ni extraparlamentaria».

«Votad por mí»

Tres veces en menos de cinco minutos llamó a la movilización para votar este domingo la portavoz nacional de Cs, Inés Arrimadas, antes del paseo que realizó por las calles del casco histórico, desde San Juan de Dios hasta el Palillero, acompañada de Marín, el candidato por Cádiz, Sergio Romero; los ediles del Ayuntamiento de Cádiz, Juan Manuel Pérez Dorao y María Fernández Trujillo y afiliados de la formación naranja que se concentraron desde el mediodía frente al Consistorio con globos naranjas. «Yo no puedo votar pero votad por mí y por Andalucía», dijo a los simpatizantes.

Con este llamamiento a las urnas y al «voto útil», Arrimadas situó el contexto político de Andalucía al borde del cambio: «Estamos a cuatro días de que un cambio pueda llegar a Andalucía para acabar con 40 años de gobierno socialista, dejar atrás la corrupción, el clientelismo, el incorformismo, la burocracia innecesaria y el enchufismo». Esta nueva etapa servirá, a su juicio, para traer una etapa de «ilusión y oportunidades» pero también para abrir «las ventanas y levantar las alfombras de la Junta de Andalucía».

El nuevo rumbo de Andalucía lo condicionó a la movilización y al apoyo que reciba su partido, «el único que puede liderar» dicho cambio por ser un partido «limpio».

Juan Marín suscribió el mensaje de Arrimadas y atribuyó a la provincia de Cádiz la condición de «punta de lanza de ese cambio», donde según las encuestas el partido naranja crecerá de forma sensible. En clave provincial, el candidato andaluz insistió en las prioridades para Andalucía si Cs gobierna: «crear empleo, bajar los impuestos de forma razonable y reforzar, entre otras cosas, la formación profesional para crear oportunidades».

También colocó en el centro de discurso el voto útil como premisa «para llevar a Andalucía a ese cambio que llevamos esperando 40 años». Su apoyo al Gobierno de Susana Díaz durante la legislatura pasó casi desapercibido en las palabras de Marín, que despojó a Cs de toda responsabilidad política declarando que «ahora es el momento de confiar en un proyecto que ha sido útil durante cuatro años».