CÁDIZ

Niña Pastori ya es Embajadora de Cádiz 2019

Alejandro Sanz y Fernando Ónega, le dieron la bienvenida al Club de Embajadores de la provincia

CÁDIZActualizado:

Noche de sorpresas y emociones en el Gran Teatro Falla. Niña Pastori colgó el cartel de “sold out” en Cádiz, por segundo día consecutivo, y arrancó a cantar con magia y duende arropada por un público incondicional y fiel a la artista, en el preludio de una noche inolvidable.

Rodeada de familiares y amigos, la cantante isleña recibió, al finalizar el concierto, el símbolo de Embajadora de la provincia de Cádiz de manos del primer Embajador, Álvaro Domecq, y después de una maravillosa interpretación de dos canciones del maestro Alejandro Sanz «Cuando nadie me ve» y «Cai». Fue precisamente Alejandro Sanz quien apareció por sorpresa en un vídeo: «Yo quería también felicitarte, que te hacen Embajadora de Cádiz, nada más y nada menos, y eso es una responsabilidad enorme» confesó a la artista y concluyó: «Te quiero mucho, felicidades, viva Cádiz».

A continuación tomó la palabra Lola Rueda, fundadora del Club de Embajadores, para anunciar el reconocimiento a Niña Pastori como Embajadora de Cádiz, lo que dio lugar a una cerrada ovación con el público puesto en pie. Le siguieron las palabras de Fernando Ónega, que sonaron con fuerza en un audio en el Falla: «Me ha enamorado tu música y tu forma de decirla. Es decir, que me has enamorado tú. Me he preguntado de dónde sale esa fuerza, de dónde ese encantamiento, Dulcinea gaditana» apostilló Ónega; «Es tu magia. La compartida con Alejandro y a mí también enseñó a descubrir Cai por la madrugada. Y cómo esa ciudad me sabe a sal. Y cómo la niña Cai se bebe el sol. Y te preguntas en la canción qué hay en la brisa marinera. Y yo, en la distancia, te doy una respuesta: en la brisa marinera de Cai solo hay una cosa: gente grande, gente seductora, gente de gloria como tú».

Niña Pastori, visiblemente emocionada, dio las gracias de nuevo: «¡Y en el día del cumpleaños de mi madre!. Va a ser un día inolvidable para mi» aseguró la artista. Pastora, su madre, subió al escenario y se unió al fin de fiesta por bulerías, para cerrar con broche de oro el éxito del concierto y el brillante acto de reconocimiento del Club de Embajadores.