Unos agentes de la Policía Nacional patrullan las calles de Cádiz de madrugada.
Unos agentes de la Policía Nacional patrullan las calles de Cádiz de madrugada.
SUCESOS

Dos hermanos, los detenidos por los últimos atracos a punta de navaja en Cádiz

La Policía Nacional logra identificar y detener a estos dos jóvenes a los que se les imputan seis robos, cuatro de ellos cometidos la misma madrugada

Actualizado:

Dos hermanos de nacionalidad hondureña han sido los últimos detenidos en Cádiz por atracar a punta de navaja a sus víctimas cuando, de madrugada paseaban solas o en pareja por la calle y, de repente, eran asaltados de forma violenta por estos ladrones. «Buscaban dinero». Nada de joyas ni móviles ni otro tipo de pertenencias. Dinero. El que tuvieran encima. Por poco que fuera. Y así estuvieron varios días eligiendo objetivos por diferentes zonas de la capital gaditana. Una vez veían ‘a tiro’ a sus víctimas, les asaltaban y se daban a la fuga. Una investigación desarrollada por el Grupo de Delincuencia Urbana I de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional les puso cara y nombre. Los arrestaron a los pocos días de ir a por ellos. En total se les han imputado seis asaltos que cometieron sobre ocho personas. Ya han ingresado en prisión.

El primer aviso que llegó a la Comisaría de estos robos con violencia fue el 30 de enero. De noche, abordaron a una persona que caminaba por la calle Girasol en el barrio de Loreto. La descripción apuntó entonces a dos hombres, delgados, altos (1,80) y «de aspecto árabe» que, tapando su rostro, habían intimidado a la víctima con navajas.

Sin embargo no fue hasta más de una semana después cuando se tuvo otra vez constancia de sus movimientos. Fue la madrugada del 10 de febrero. Cometieron hasta cuatro robos de los seis que se les imputan. Idénticos en el ‘modus operandi’. En una media hora recorrieron de forma frenética diferentes zonas de Cádiz para conseguir su botín.

El primero de ellos tuvo lugar en la calle Parlamento, entre la Avenida Juan Carlos I y la Avenida de Andalucía. Estos dos individuos, tapados con capuchas y braga atacan a una joven que en ese momento está entrando en su casa. Momentos después, a las 3.10 de la madrugada actúan de nuevo. A la Sala del 091 llega la llamada de un chico que asegura que ha sido víctima de un robo con navaja en las inmediaciones del Segundo Puente. Un radiopatrulla se dirige de inmediato al lugar pero allí ya no hay nadie. Ni ladrones, evidentemente, ni tampoco víctima (decide no denunciar). Diez minutos más tarde vuelven a dar otro ‘palo’. Esta vez a una pareja que camina por la barriada de Santa Ana. De nuevo, dinero. Y quince minutos después, otra víctima más. Una joven que también regresa sola a su casa por la calle Canelo, al lado del hospital.

Los agentes, que ya habían iniciado la investigación, comienzan a reunir todas las pistas. La identificación es complicada. Van completamente tapados y siempre actúan de noche. Cuatro días después, a las cinco de la mañana en la calle Doctor Fleming, cometen otro asalto. Sin embargo esta vez solo actúa uno de ellos pero la descripción coincide. Alertados por lo que ocurre, unos agentes que patrullan esa noche logran identificarlo al verlo deambular por la zona.

Y así, y después de realizar diversas averiguaciones y gestiones más, los investigadores le ponen rostro y nombre a estos ladrones que han atemorizado a los vecinos de diferentes puntos de la ciudad. Se trata de dos hermanos, de nacionalidad hondureña, de 30 y 32 años. Uno de ellos con antecedentes.

Con los supuestos autores ya claros, la Policía los va a buscar. Los detienen cuando salen de la casa en la que viven junto a otro familiar. Tras declarar en el juzgado, se decretó el ingreso en prisión de ambos.