MOVILIDAD URBANA

El Ayuntamiento de Cádiz controlará con cámaras el acceso de coches a Fray Félix y San Francisco

La medida, que arrancará el lunes,busca que en estas zonas se respete el acceso prioritario para los peatones

Actualizado:

El Ayuntamiento de Cádiz ha anunciado que pondrá en marcha el próximo lunes 22 de julio el control mediante cámaras de determinadas vías de la ciudad de acceso restringido. Será en las plazas Fray Félix y San Francisco donde se inicie esta actuación contra titulares o conductores que infrinjan la señalización vertical existente de circulación prohibida.

De esta forma, se pretende que «estas zonas de circulación prohibida y, por tanto, de uso preferente por los peatones, sean respetadas por los conductores de todo vehículo a motor», según detalla el Ayuntamiento en una nota.

Para el gobierno municipal, resulta de «especial importancia conseguir en la ciudad un satisfactorio reparto de espacios entre vehículos y personas y un aumento en la seguridad vial». La corporación municipal ha subrayado que «por dicho motivo se está implantando este método de control y de disciplina del tráfico».

La Sección de Multas remitirá notificaciones de las denuncias incoadas, desde la fecha indicada, a los titulares de los vehículos y en las cuales serán informados sobre la comisión de estas infracciones de tráfico. Estas notificaciones tendrán un carácter meramente informativo y con la advertencia que, en próximas fechas, el inicio de estos procedimientos sancionadores acarreará la sanción prevista para infracciones graves en la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial y que asciende a 200 euros.

Por todo ello, el Ayuntamiento hace «un llamamiento al civismo de los conductores para que respeten no sólo estas zonas a las que se hace referencia para evitar que sean sancionados, sino también cualquier señalización de tráfico, lo cual redundará en la seguridad de todos y se conseguirá también la reducción del número de expedientes sancionadores que conllevan la correspondiente sanción económica para las personas infractoras».