El acceso a la vivienda es uno de los principales problemas de los gaditanos.
El acceso a la vivienda es uno de los principales problemas de los gaditanos. - LV
VIVIENDA

La APDHA considera «insuficiente» el Plan Municipal de Vivienda y presenta ocho alegaciones

Proponen una moratoria a las licencias para pisos turísticos, una revisión del PGOU con municipios de la Bahía y una depuración del registro de demandantes de vivienda

CádizActualizado:

La Asociación ProDerechos Humanos de Andalucía (APDHA) ha presentado al Ayuntamiento de Cádiz ocho alegaciones al Plan Municipal de Vivienda que el Consistorio aprobó el pasado 20 de julio en Junta de Gobierno Local.

Aunque hacen una valoración general positiva del Plan «porque es realista y se ajusta a las necesidades y a las posibilidades existentes para su ejecución» consideran que las medidas que plantea son «insuficientes» en proporción al «volumen de emergencia habitacional» de Cádiz y «hay bastantes cuestiones que se tenían que haber mejorado», ha matizado el presidente de la entidad, Rafael Lara.

Para dar respuesta a las carencias detectadas, la APDHA ha elaborado un documento con ocho alegaciones temáticas que ya está en poder del Ayuntamiento. Entre las más llamativas, proponen una moratoria a las licencias para pisos turísticos, una revisión del PGOU conjuntamente con otros municipios de la Bahía, una depuración del registro de demandantes de vivienda, medidas punitivas para los dueños de viviendas vacías y que el Ayuntamiento de Cádiz asuma funciones para la eliminación de infravivienda.

Registro de demandantes

La primera alegación hace referencia al Registro de Demandantes de Vivienda Protegida, que aglutina a día de hoy a 7.185 peticionarios. Sobre este dato ponen el acento en varias cuestiones. Por un lado, el 62% son familias que tienen unos ingresos menores al IPREM. Por otro lado, sitúa el índice de demandantes de vivienda protegida en la ciudad en el 12,78%, el más elevado de la provincia (El Puerto tiene un 1,18%, San Fernando 3,5%, Algeciras 1,64% y Chiclana 5.88%) y representa el 10,86% de toda la demanda andaluza. Estas comparativas desproporcionadas induce a la asociación a pensar que el registro se podría haber quedado obsoleto y piden hacer un estudio detallado del registro. «Es preciso una depuración del registro mediante un trabajo de comprobación de todas las inscripciones para poder conocer la demanda real de vivienda», reza la alegación.

Infravivienda

La APDH llama la atención sobre la «falta de unanimidad» entre Ayuntamiento y Junta en torno a la cifra de infravivienda en Cádiz. La cifra oscila entre los 36 y 50 edificios y aglutina, al menos, 350 viviendas que no reúnen las condiciones mínimas de habitabilidad pero en las que viven familias en la actualidad.

La organización da un tirón de orejas al Ayuntamiento porque deja sola a la Junta en la labor de eliminar la infravivienda e insta al Consistorio a incluir en el Plan Municipal -al igual que hace la Junta en su Plan Andaluz- actuaciones en infravivienda en colaboración con la administración andaluza «para acortar esta lacra tan grave para las familias que viven en ella». Proponen que el Ayuntamiento, a través de Procasa, se acoja al programa de actuaciones públicas convenidas para la eliminación de la infravivienda y se incluya en el Plan municipal un cuadro económico-financiero que contenga los recursos necesarios.

Viviendas turísticas

La asociación apoya las medidas del Plan Municipal de Vivienda relacionadas con la eclosión de las viviendas turísticas en la capital gaditana (estudio y diagnóstico del sector; elaboración de una Ordenanza de Viviendas de Uso Turístico; seguimiento y control del cumplimiento de la ordenanza). No obstante, dado que hasta que no se ponga en marcha la ordenanza «no se puede avanzar» y el plazo para su elaboración y aprobación es largo, la APDHA ha pedido aplicar una moratoria para la concesión de licencias mientras no se tenga la ordenanza municipal que regule el sector.

En relación a ello ha remarcado el encarecimiento de los alquileres en el centro y el riesgo de que «si el número de edificios para pisos turísticos no haya suelo para hacer viviendas sociales».

Viviendas deshabitadas

La aportación de la APDHA consiste en darle al problema de la vivienda deshabitada el mismo tratamiento que se le da al fenómeno de las viviendas turísticas, es decir, que se haga un estudio detallado de la situación en Cádiz y en base a ese estudio se elabore y apruebe una ordenanza. Uno de los responsables de la asociación, Eladio García, que ha explicado las alegaciones, ha urgido a que se especifique la cifra de «las 4.928 deshabitadas que contempla el Plan Municipal y se entre en las causas, porque eso es fundamental». «Si no sabemos las causas es difícil encontrar soluciones», dijo.

Por otro lado, recomendó al Ayuntamiento que se estudien experiencias puestas en marchas en otras ciudades de España citando la ley aprobada por el Parlamento vasco para expropiar viviendas que lleven vacías más de dos años.

En la alegación además de urgir a un estudio más en detalle de las viviendas vacías en Cádiz sugiere la inclusión de medidas punitivas y de compensación a los dueños de viviendas vacías.

Planeamiento Urbanístico

Dada las limitaciones físicas del suelo de Cádiz, prácticamente colmatado, proponen que si la ciudad no puede absorber la demanda de vivienda, se revise el Plan General de Ordenación Urbana dándole un enfoque de Bahía. En él participarían los diversos municipios de la bahía gaditana a fin de ordenar las necesidades de vivienda del conjunto de los ciudadanos de la zona. «Si necesitamos que vayan vivienda en otros municipios, pues se hace».

Accesibilidad

La organización alude a un envejecimiento progresivo de la población gaditana (el 19% de los gaditanos tiene más de 65 años) y a las limitaciones arquitectónicas de los edificios de viviendas de Cádiz para las personas mayores. En el casco histórico hay 16.000 pisos sin ascensor y más de 7.000 en extramuros «y la única medida del ayuntamiento al Plan es el programa con Cruz roja de Salgamos a la calle, que está muy bien, pero no es una solución al problema de la accesibilidad».

Por este motivo, han presentado una alegación para que el Ayuntamiento se constituya en oficina de información y asesoramiento para las comunidades de vecinos que necesiten instalar ascensor por contar entre sus residentes a personas afectadas por este problemas de accesibilidad. «Hay mucha gente que no sabe ni que existe un programa de ayudas anual de la Junta para la instalación de ascensor en comunidades de vecinos, y mucho menos cómo se tramita, que es un proceso largo y complejo».

Priorizar a los colectivos más vulnerables

Basándose a una limitación de recursos abogan por priorizar la atención en personas o colectivos más vulnerables o de «mayor exclusión residencial». En este sentido, proponen seguir la clasificación por categorías establecida por la Federación Europea de organizaciones que trabajan con las personas sin hogar: sin techo, sin vivienda, con vivienda insegura o con vivienda inadecuada. La alegación recoge incluir en el Plan «una relación cuantificada de los casos o familias en situaciones de emergencia habitacional para que exista una referencia clara donde deben encauzarse principalmente los trabajos y recursos existentes en cada momento o anualidad correspondiente».

Análisis del parque de viviendas

El Plan Municipal de Vivienda recoge un censo del estado de edificación del parque de viviendas de Cádiz con datos y estimaciones dispares acerca del número de viviendas deshabitadas, entre otros aspectos. También define los problemas detectados de las viviendas (barreras arquitectónicas, accesibilidad, estado de conservación, condiciones de habitabilidad, etc). Por este motivo piden que «se expongan de manera clara dichos datos para el diagnóstico» y reclaman «el cumplimiento de la Ordenanza de Conservación y Rehabilitación» incrementando «los trabajos de inspección y seguimiento de expedientes, con los incrementos adecuados de medios materiales y de personal técnico».