EL PUERTO

Detenidos por realizar peligrosas extracciones de carburantes perforando oleoductos de El Puerto de Santa María

El primero de los tres arrestados fue sorprendido in fraganti cuando se encontraba extrayendo del oleoducto más de 2.000 litros de combustible

CÁDIZActualizado:

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas implicados en la extracción ilegal de hidrocarburos en El Puerto de Santa María como presuntos autores de los delitos de robo con fuerza, pertenencia a grupo criminal,y contra la seguridad colectiva por riesgo catastrófico. En el registro realizado se han intervenido numerosos útiles para la comisión de las peligrosas extracciones, en ellos depósitos de gran capacidad y una furgoneta con la que transportaban los carburantes sustraídos.

La investigación se inició en noviembre de 2018 tras denunciarse el robo de combustible de un oleoducto situado en el termino de El Puerto de Santa María. Fruto de las vigilancias realizadas se procedió a la detención de una persona que se encontraban realizando una extracción ilegal de hidrocarburos en un punto del oleoducto y se intervino una furgoneta en cuyo interior se encontraban dos depósitos de 1.000 litros de capacidad llenos de combustible que estaba siendo extraído, a través de unas mangueras, de un punto del oleoducto que había sido perforado de forma ilegal y temeraria previamente por el detenido.

En el registro practicado en la vivienda del detenido se hallaron tres depósitos de más de 1.000 litros de capacidad y un depósito de 4.500 litros dispuestos para su utilización en las extracciones.

Las vigilancias efectuadas los puntos estratégicos del oleoducto continuaron durante los siguientes meses culminando la investigación con la detención de otros dos personas implicadas.

Los investigadores comprobaron como el modus operandi consistía en perforar de manera temeraria los conductos del oleoducto para posteriormente conectar unas mangueras a los depósitos que transportaban en una furgoneta. Las perforaciones han causado cuantiosos daños en las instalaciones, además del riesgo de provocar una grave deflagración o explosión que se podría haberse expandido más de 150 metros. Hecho que generaba un alto riesgo concreto y real para las personas y viviendas cercanas donde se realizaban las peligrosas extracciones.

La investigación ha sido realizada por la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta con la colaboración de integrantes del Grupo de Atención al Ciudadano de la Comisaría de El Puerto de Santa María-Puerto Real.