Grúas de obras en Benalmádena
Grúas de obras en Benalmádena - E. Navas
MEDIO AMBIENTE

La Junta insiste en que impedirá construir a menos de 500 metros de la línea de playa

El Gobierno andaluz volverá a presentar el Plan del Litoral que el Tribunal Supremo ha tumbado por un defecto de forma

SevillaActualizado:

El Gobierno andaluz se mantiene firme a pesar de la sentencia del Tribunal Supremo que ha tumbado el Plan de Protección del Corredor Litoral y asegura que no permitirá construir a 500 metros de la línea de playa. Así lo ha confirmado a ABC tanto el portavoz del Gobierno andaluz, Juan Carlos Blanco, como fuentes de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio que han explicado que van a reactivar este Plan del Litoral a la mayor brevedad posible.

Esta decisión del Gobierno andaluz no supone la desobediencia a una orden judicial sino una respuesta legal a la misma. La decisión del Tribunal Supremo de suspender este plan que protege el litoral se basa en un defecto de forma ya que el Ejecutivo de Susana Díaz aprobó este plan cuando estaba en funciones, el 26 de mayo de 2015, tras las elecciones andaluzas de ese 22 de marzo y antes de la investidura oficial de Díaz como presidenta en la X Legislatura de Andalucía, el 11 de junio.

El Gobierno andaluz ha pedido un informe exhaustivo al Gabinete Jurídico de la Junta para reactivar este plan de protección del litoral a la mayor brevedad posible, ya que esa es su voluntad política. Si los expertos aseguran al Ejecutivo que se puede volver a aprobar el mismo documento que ha sido rechazado por el Tribunal Supremo, la Consejería de Medio Ambiente lo llevará al Consejo de Gobierno inmediatamente para su aprobación, esta vez sí, con todas las garantías.

Medidas cautelares

Pero si los juristas de la Junta estiman que se debe empezar de cero la tramitación, el Gobierno andaluz tiene prevista una segunda opción. En este caso, según han confirmado desde el Ejecutivo a ABC, se aprobaría un decreto ley urgente —ya está prácticamente ultimado por si hiciera falta— con medidas cautelares para impedir que los promotores que quieren construir entre cien y quinientos metros de la línea de playa puedan hacerlo aprovechando este vacío legal.

Desde la Consejería de Medio Ambiente sostienen, además, que hay otras normas que impiden la construcción en esa franja como el Decreto-Ley 5/2012 de medidas urgentes en materia urbanística y para la protección del litoral de Andalucía.

Según este texto normativo, el ámbito del plan «incluirá al menos los primeros 500 metros de la Zona de Influencia del Litoral y aquellas zonas necesarias para alcanzar los objetivos de protección y accesibilidad del sistema costero».

El Plan de Protección del Corredor Litoral afectaba a 62 municipios de Andalucía y casi medio centenar de ellos habían presentado 918 escritos y 3.547 alegaciones.

El Gobierno andaluz considera que este plan es crucial como dique de contención ante el ladrillo y es el arma que va a permitir evitar que se vuelvan a repetir edificaciones como las del hotel del Algarrobico en el Parque Natural Cabo de Gata.

Pero también hay otros intereses encontrados y no sólo de las grandes promotoras que han recurrido ante los tribunales y, por el momento, han ganado la batalla.

Estas empresas han visto frenados sus proyectos en la Costa del Sol y por eso acudieron ante la Justicia. Muchos alcaldes consideran que es un freno para el desarrollo económico de sus municipios y la creación de puestos de trabajo, sobre todo en una de las zonas más codiciadas, como es la primera línea de playa.