El domicilio de la calle Eduardo R España, en la zona de La Unión, en Málaga donde tuvo lugar el parricidio
El domicilio de la calle Eduardo R España, en la zona de La Unión, en Málaga donde tuvo lugar el parricidio - SUR

La parricida de Málaga quiso causar una masacre matando también a su madre e hijos menores

La detenida por matar a golpes a su padre dejó abierto el gas antes de marcharse de la vivienda

MálagaActualizado:

La Policía Nacional investiga si la mujer de 45 años detenida por haber matado supuestamente a su padre septuagenario a golpes en Málaga también quiso asesinar a su madre e hijos, que se encontraban en la misma vivienda cuando ocurrieron los hechos en la madrugada del pasado martes.

La presunta parricida ha sido puesta a disposición judicial este jueves, según han informado fuentes policiales, que han precisado que además de la muerte del padre se le acusa de tres intentos de asesinato.

Esta posibilidad se ha planteado tras la reconstrucción de los hechos por parte de agentes de Homicidios y Policía Científica, según apunta Diario Sur.

Respecto a su estado mental de la detenida, el delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández, declaró este miércoles que «parece que se confirma que se trató de un brote psicótico».

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada de este martes en el domicilio de las víctimas en la zona de La Unión en Málaga.

Uno de los hijos de la arrestada que se encontraba en la vivienda de los abuelos se despertó sobre las seis de la mañana por el fuerte olor a gas que había en el piso. Fue entonces cuando el menor encontró el cuerpo sin vida del abuelo, un hombre de 71 años, que murió por los golpes que recibió en la cabeza con un objeto contundente.

Hipótesis de la policía

La principal hipótesis policial es que la mujer agredió también con un arma blanca a su madre en la espalda y dejó abierto el gas antes de irse de la vivienda, donde se encontraban, también, sus dos hijos menores.

La mujer ha sido conducida esta mañana por la Policía Nacional hasta los calabozos de la Ciudad de la Justicia de Málaga y se encuentra a la espera de que en las próximas horas se le tome declaración.

Los hechos ocurrieron la madrugada de este martes en la zona de La Unión, en la capital malagueña, donde la Policía halló el cuerpo sin vida de la víctima, con lesiones en la cabeza.

Horas más tarde, los agentes detuvieron fuera del domicilio de la víctima a una hija del fallecido por su presunta responsabilidad en un delito de homicidio, aunque también se investiga si pudo causar heridas a su madre.

Los hijos de la detenida fueron los que dieron la voz de alarma sobre las seis de la mañana al ver a sus abuelos, con los que se habían quedado en casa.

La madre de la detenida fue atendida por los servicios sanitarios de una herida de arma blanca que presentaba en la espalda y trasladada a un centro médico, donde recibió el alta horas después.

Este es el segundo parricidio ocurrido esta semana que investiga la Policía en Málaga tras la detención, el pasado lunes, de un varón de 24 años por haber matado supuestamente a puñaladas a su padre, de 70 años, en la zona de El Limonar.

El joven, que padece una enfermedad mental, supuestamente apuñaló a su padre y, tras ser detenido, fue trasladado a un hospital de Málaga, donde se encuentra bajo custodia policial.