Los hechos sucedieron en el Hospital Materno Infantil de Jaén
Los hechos sucedieron en el Hospital Materno Infantil de Jaén - ABC
TRIBUNALES

Condenan a una paciente a un año de cárcel por agredir a una enfermera en un hospital de Jaén

Pretextó que no le había puesto bien una vía intravenosa para abofetearla

JaénActualizado:

Los servicios jurídicos del Colegio de Enfermería de Jaén han obtenido una nueva sentencia condenatoria por agresiones a enfermeras. El juzgado de lo penal número 1 ha impuesto una pena de un año de cárcel a una usuaria de la sanidad pública por agredir a una enfermera que la estaba atendiendo cuando se encontraba ingresada en el Hospital Materno Infantil de Jaén.

Según establece la sentencia, la profesional fue insultada gravemente y recibió una bofetada, ya que la paciente le culpaba de no haberle puesto bien una vía intravenosa. El titular del juzgado considera a la usuaria autora de un delito de atentado a un profesional sanitario y de un delito leve de lesiones.

Esta es la segunda sentencia en 2019 que condena a usuarios de los servicios públicos de salud por agresión. En enero fue condenada a 21 meses de prisión y 2 meses de multa a la persona que agredió a una profesional de la enfermería durante una asistencia domiciliaria, cuando el equipo sanitario fue reclamado para asistir a una mujer extremadamente nerviosa. La paciente golpeó a la profesional de la enfermería, quien pidió la baja médica tras producirse este incidente.

La entidad colegial, que ha ejercido la defensa y también como acusación particular en ambos casos, logró en el primero que el tribunal, además de la pena de cárcel, obligara a la agresora pagar una indemnización económica a su víctima. Además, dictó una orden de alejamiento de 25 metros que estará vigente durante un periodo de 3 años.

El presidente del Colegio de Enfermería de Jaén, José Francisco Lendínez, afirma que hay que sumar 4 nuevos casos de agresiones verbales e intimidación desde que comenzó el año. Aunque se muestra satisfecho por haber conseguido ambas sentencias, manifiesta que hay que ser más contundente con los castigos que se imponen a los agresores.

«También urge reforzar las medidas de seguridad de nuestros profesionales que se encuentran muy vulnerables ante estas situaciones», ha expuesto Lendínez Cobo, quien ha solicitado a los colegiados que no silencien los episodios de agresiones que sufren, ya sean físicas o verbales. Al respecto, les ha informado de que tendrán el apoyo de la entidad colegial desde el primer momento para defender sus derechos.