El bombero expedientado por difundir el vídeo-denuncia
El bombero expedientado por difundir el vídeo-denuncia - ABC
Provincia

Lleva ante el juez al Consorcio de Bomberos de Huelva por sancionarlo tras denunciar precariedad

El bombero, expedientado con seis meses de suspensión de funciones, difundió un vídeo del parque de Ayamonte

HuelvaActualizado:

Un efectivo del Consorcio Provincial Contra Incendios de Huelva y miembro de su Junta de Personal ha llevado ante el juez al organismo dependiente de la Diputación onubense después de que le abriera expediente por denunciar a través de redes sociales las carencias de medios y material en uno de los parques de la provincia.

El bombero, Evaristo Pérez, grabó un vídeo en el que daba cuenta de los vehículos que había en el parque de Bomberos de Ayamonte el 4 de marzo de 2016 y lo difundió por redes sociales, denunciando así, según el Sindicato Andaluz de Bomberos, «la precariedad» con la que trabajaron los bomberos de esta zona durante algunas jornadas de la primavera de 2016 y que «por la dejadez de sus dirigentes pudo suponer un grave riesgo para la población».

De hecho, ha concretado el sindicato, se evidenció «un desfase inaceptable» entre los vehículos que ese día estaban operativos y los que deberían que estar según los protocolos y trenes de salida establecidos por el propio servicio. En la jornada de la filmación faltaban los vehículos forestales, los de altura y tan solo se encontraba un vehículo de extinción en contraposición a los 4 que tendrían que haber estado en orden de uso.

Tras ser llamado por los servicios jurídicos, el Consorcio le abrió expediente, con sanción de suspensión firme de funciones durante seis meses por falta muy grave, así como una sanción de suspensión firme por un plazo de 15 días por una infracción grave, resolución que recurrió en vía judicial. El próximo martes (20 de febrero) se verá la demanda contra el Consorcio contra Incendios en el Juzgado de lo Contencioso Administrativo 1 de Huelva, para tratar que la sanción quede sin efecto, según recoge la demanda.

En respuesta a la grabación y difusión del vídeo, «los dirigentes (los políticos y los que les ejercen de palmeros) fueron a cercenar la cabeza del sindicalista, practicando la estrategia tan indecorosa como infructuosa de matar al mensajero», ha afirmado el sindicato. «No es la primera vez -ha añadido- que el presidente del Consorcio de Bomberos y su gerente demanda o intenta manchar el honor de todo aquel que ponga en tela de juicio su gestión al frente del colectivo».