Los hechos han ocurrido en pleno centro de Granada.
Los hechos han ocurrido en pleno centro de Granada. - Alfredo Aguilar
Violencia de género

La malagueña apuñalada en Granada vivía en un centro para víctimas de violencia de género

Permanece en la UCI «estable dentro de la gravedad» por las 20 heridas causadas por el agresor delante de sus hijas

GranadaActualizado:

La malagueña de 32 años que ha sido apuñalada este jueves en pleno centro de Granada se encontraba dentro de un programa de protección para víctimas de violencia de género de la del Instituto Andaluz de la Mujer, según han informado fuentes de la Junta de Andalucía este viernes.

La mujer presenta más de 20 heridas en rostro, cuelo, tórax y brazos, de consideración leve a grave, por el forcejeo que mantuvo con su agresor. Según ha apuntado fuentes sanitarias a ABC, la víctima de la agresión llegó consciente al Hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde tuvo que ser operada y permanece con pronóstico «estable dentro de la gravedad».

Actualmente permanece sedada y con respiración asistida en la UCI del mencionado hospital. Durante los próximos días será sometida a pruebas para valorar la gravedad de las lesiones producidas por su agresor tras mantener una «discusión», según ha confesado él mismo, que en su declaración en ese policial se ha referido a la víctima como su «actual pareja».

Los hechos tuvieron lugar sobre las 9 de la noche de este jueves, junto a los Jardines del Triunfo de la capital, y en presencia de las tres hijas de la víctima. La Policía Local pudo seguir el rastro del agresor para detenerlo minutos más tarde, después de que el autor del apuñalamiento tratara de quitarse la vida rajándose las venas, extremo que se ha desmentido finalmente.

Programa para víctimas

La mujer apuñalada cumplía «paso por paso» el protocolo del servicio integral de atención y acogida para víctimas de violencia de género de la Junta de Andalucía, según ha informado este viernes ediario.es, que cita fuentes del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM). La mujer, natural de Málaga, estaba haciendo «vida normal dentro de lo posible».

La víctima se encontraba viviendo en Granada en una casa de acogida para víctimas de la violencia de género. Pese a que disponía de una orden de protección, las autoridades desconocían que había emprendido una nueva relación con otro hombre.