Control de velocidad en una carretera
Control de velocidad en una carretera - ABC
SENTENCIA

Un juzgado de Córdoba rebaja una multa de 300 a 50 euros por no aplicarse el margen de error del radar

El fallo obliga a la devolución de los cuatro puntos detraídos al conductor

CÓRDOBAActualizado:

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Córdoba ha dictado una sentencia por la que rebaja la multa por exceso de velocidad con la que fue sancionado un conductor tras ser «cazado» por un radar, al no aplicarse el margen de error del cinemómetro.

Según el fallo, al que ha tenido acceso ABC, al recurrente le fue notificada una sanción de 300 euros y detracción de 4 puntos de su carné por circular a 92 kilómetros por hora en una vía limitada a 60 kilómetros por hora.

El conductor pagó la multa, al amparo del procedimiento reducido mediante el abono del 50 por ciento de la sanción (150 euros) «con renuncia a efectuar alegaciones y consideración de firmeza en vía administrativa, salvo interposición de recurso judicial».

En su reclamación ante el juez, el representante legal del conductor, el abogado David Álvarez (@abogadodavid_) solicitó la nulidad de la resolución «y subsidiariamente, la rebaja de la sanción y eliminación de la detracción de puntos aplicada por vulneración del principio de proporcionalidad y no justificación de la aplicación del margen de error» del radar.

Así, según la norma, para velocidades de hasta 100 kilómetros hora los márgenes de error son de más-menos 5 kilómetros hora o de más-menos 7 kilómetros en función de si se trata de radares fijos o móviles, respectivamente. Para velocidades superiores a 100, dichos márgenes son de más-menos 5% o de más-menos 7%.

Para el caso juzgado, «en una medición de 92 kilómetros por hora, su reducción aplicada sitúa la velocidad [...] en un arco entre 61 y 90 kilometros por hora cuando el límite es de 60, lo que determina una multa de 100 euros sin detracción de puntos», recoge el fallo.

Como el conductor se acogió al pago bonificado, el togado fija la cuantía de la sanción en 50 euros. Así, ahora, la DGT deberá devolver 100 euros al conductor, así como los cuatro puntos detraídos.