ABC

Así comprueba Sony la resistencia al agua de sus «smartphones»

Actualizado:

El servicio técnico de la firma japonesa enseña a ABC los puntos claves en los que se enfocan para detectar cuando un smartphone tiene fallos de fábrica o por descuido del usuario. Juan Carlos Mulero, de procesos y calidad de Arvato, una de las empresas oficiales de servicios técnico de Sony, explica alguna de las pruebas a las que someten los dispositivos de la empresa japonesa, sobre todo, las de «estanqueidad», es decir, aquellas que comprueban que un smartphone tiene fugas al sumergirse en agua.

Una vez que el cliente envía el móvil al servicio técnico, los especialistas realizan una inspección visual del móvil. Con ella tratan de descubrir si hay algún detalle que delate un mal uso del teléfono (golpe).

Si el equipo está correcto, verifican lo denominado como «chivatos de humedad». Estos son «puntos» ubicados en diferentes partes del teléfono, de difícil acceso para el usuario común, que si han entrado en contacto con agua pasan de color blanco a rojo.

Si un «chivato» está activado pasan a someter al móvil a las pruebas de estanqueidad. Toman algunas medidas de seguridad extra, como tapar el orificio del micrófono secundario, para asegurarse que ellos no causarán un daño añadido al móvil.

Luego, con un software específico, hacen pruebas con aire, para determinar si hay fugas. Si no está en los niveles apropiados la estanqueidad no es correcta. Para ello, pasan de «sacar» aire a inyectar aire e introducir el móvil en un líquido especial que no altera los circuitos electrónicos del móvil. Ahí podrán apreciar dónde se están generando las pérdidas.

[Mire todo el proceso del servicio técnico de Sony en vídeo]