Apple AirPods: la revolución está en tu oído

La multinacional busca la creación de una vida sin cables con unos auriculares inalámbricos con los que se puede incluso efectuar llamadas al incorporar un pequeño micrófono, aunque su autonomía se queda en solo cinco horas

Mira en el video cómo funcionan los AirPods de Apple - APPLE

Jubilar una tecnología primitiva y borrar, de un plumazo, los cables. Los nuevos auriculares inalámbricos de Apple, AirPods, compatibles con sus nuevos dispositivos móviles iPhone 7 anticipan una revolución en la forma en la que consume audio. Si bien es cierto que «cascos» que se conectan a través de Bluetooth ya existen, el invento de la compañía norteamericana pretende dar un paso más hacia esa dirección.

Se hace de manera más sencilla y rápida gracias a un nuevo sistema de emparejamiento que logra conectarse al dispositivo matriz, en este caso el iPhone, de manera automática a todos los dispositivos de la marca. Funcionan como por arte de magia, insiste la compañía norteamericana. Con ellos nace el intento de «matar» la clavija «minijack» de audio de 3.5 milímetros que ha acompañado a la historia de la electrónica.

Aunque habrá que comprobar la calidad de sonido que genera, en principio resultan innovadores, ya que incorporan un sistema basado en el asistente virtual Siri con el que poder solicitar diversas funciones. Su control es táctil. Con dos toques, por ejemplo, se puede establecer una llamada telefónica y hablar directamente desde los auriculares al disponer de micrófono. Con un solo movimiento se conectarán al instante a todos los dispositivos con sesión iniciada en la cuenta del servicio iCloud.

El aparato de marras, diminuto en tamaño y aparentemente muy ergonómicos y cómodos según se apreció durante su presentación, cuenta con una serie de sensores infrarrojos que capaces de detectar cuándo el usuario está escuchando para reproducir o pausar el audio automáticamente.

Alberga dos sensores ópticos y acelerómetros en cada auricular que permiten, por ejemplo, detectar si están colocados en la oreja, por lo que puede reproducir el audio en ese caso o, en el caso de retirarlos, se activa el modo pausa. Otro detalle a tener en cuenta es que en otros momentos en los que uno se quita uno de estos auriculares para hablar con alguien y, cuando se lo vuelva a poner, se reanudará la reproducción

La autonomía, eso sí, se intuye escasa. Tan solo 5 horas de batería en una sola carga, aunque son pocas las veces que la escucha de audio se prolonga tanto durante un día. Aún así, parece poco. Los AirPods se cargan directamente en la carcasa en la que se guardan. El estuche tiene capacidad para varias cargas y el tiempo total de escucha alcanza las 24 horas. Costarán unos 179 euros y estarán disonibles a partir de octrubre.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios