Factoría de Lactalis
Factoría de Lactalis - AFP

Retiran en España varios lotes de Puleva Bebé, Damira y Sanutri tras los casos de salmonela en Francia

La compañía toma esta decisión como medida de precaución al estar fabricados en la misma línea de producción

Actualizado:

Lactalis Nutrición Iberia ha decidido retirar del mercado español varios lotes de sus fórmulas de leche en polvo para lactantes, como medida de precaución tras la aparición de varios casos de Salmonella en Francia. Los lotes afectados en España pertenecen a las marcas Damira, Sanutri y Puleva Bebé.

Según ha informado la compañía en un comunicado, en España Lactalis Nutrición Iberia no ha tenido comunicación sobre ningún caso asociado a estos lotes y todos los análisis realizados hasta ahora a los productos comercializados siempre han sido negativos. «La compañía toma esta decisión como medida de precaución al estar fabricados en la misma línea de producción que los lotes de las marcas francesas afectadas», ha informado.

La empresa insta a que el consumo de estos lotes se detenga y se reemplace por un producto sustitutivo. «Rogamos a los consumidores que revisen el código en la base del envase y en caso de estar incluido en la retirada acudan con el envase de producto al punto de venta donde lo adquirieron para gestionar la devolución».

«Es igualmente importante destacar que el consumo de los lotes no incluidos en la retirada y del resto de productos de las marcas Sanutri, Damira y Puleva es totalmente seguro, incluyendo todos los productos de leche líquida de la marca Puleva Peques, que se producen en fábricas de la compañía en España», asegura. Según explica la compañía, la medida ha sido adoptada en coordinación con las Autoridades Sanitarias francesas y con la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN), con quien la compañía mantiene una colaboración continua.

El Grupo decidió realizar una primera retirada de productos en Francia el 2 de diciembre tras tener conocimiento sobre una supuesta contaminación de tres leches infantiles fabricadas en la planta de Craon(Francia).

La información proporcionada por las Autoridades Sanitarias francesas y los resultados de las investigaciones llevadas a cabo por la compañía desde hace una semana han permitido identificar una posible causa de contaminación en una de las torres de secado de leche de esta fábrica en el período comprendido entre el 1 de mayo y el 6 de mayo de 2017.

Este hallazgo ha llevado a la compañía a realizar una nueva retirada preventiva más amplia que se extiende a todos los productos fabricados en esta torre de secado desde el 15 de febrero de 2017.

Como medida adicional de precaución, la compañía ha decidido realizar una parada técnica de la fábrica para acometer un proceso de limpieza y desinfección en profundidad.

Existe un número de información a disposición de los consumidores para resolver cualquier duda 900 102 336 (horario de atención 8:30 a 20:00)