Fachada del Hospital Pediátrico Bambino Gesù
Fachada del Hospital Pediátrico Bambino Gesù - ABC

El fiscal del Vaticano pide tres años de cárcel para el expresidente del «hospital del Papa»

Distrajo 422.000 euros con un doble pago de obras del apartamento del cardenal Tarcisio Bertone

Corresponsal en el VaticanoActualizado:

En la audiencia conclusiva del proceso penal contra el expresidente de la Fundación Bambino Gesú, el prestigioso pediátrico romano conocido como el «hospital del Papa», el fiscal del Vaticano ha pedido el lunes para Giuseppe Profiti una pena de tres años de cárcel y la inhabilitación perpetua para el desempeño de cargos públicos. El Tribunal del Estado del Vaticano dictará sentencia el próximo sábado.

El juicio contra Profiti, iniciado el pasado mes de julio, es el de mayor entidad después de los procesos penales contra el mayordomo de Benedicto XVI por robo de documentos y contra el sacerdote español Lucio Ángel Vallejo Balda por entrega de informes económicos confidenciales a periodistas, ambos concluidos con sentencias de prisión.

Los tres casos forman parte de la «limpieza de establos» del Vaticano utilizando su tribunal penal y las audiencias públicas en lugar de los ceses o sanciones en privado, que no tenían ningún valor ejemplar comparados a una sentencia de cárcel en las celdas del Vaticano, un Estado pequeño pero cada vez más serio en la lucha contra la delincuencia económica.

Giuseppe Profiti, organizó un pago paralelo de 422.000 euros, sin contrato, por las obras de reestructuración del apartamento del cardenal Tarcisio Bertone, exsecretario de Estado, a beneficio de la filial londinense de la compañía constructora italiana Castelli Re, propiedad de su amigo Gianantonio Bandera.

Ni el gobierno del Estado del Vaticano ni el cardenal Bertone fueron informados de esos pagos en el extranjero. De hecho, el cardenal Bertone, de 82 años, ha pagado de su bolsillo unas obras que suponen en realidad un donativo al Vaticano en cuanto se produzca su fallecimiento como arrendatario del apartamento en que ha instalado sus amplios archivos de ex secretario de Estado, su estudio y su residencia.

El hospital Bambino Gesù, centro de referencia pediátrica en Roma y en Europa, ingresa cada año a 27.000 niños, a los que atiende en 42 idiomas, y atiende nada menos que un millón y medio de consultas en el ambulatorio. Es la última esperanza para muchos hijos de inmigrantes, que reciben curas gratuitas.

La nueva presidenta del «hospital del Papa», Mariella Enoc, que ha prestado declaración el lunes ha manifestado que «no había protocolos de archivo de documentos ni hubo una entrega de poderes entre Giuseppe Profiti y yo».