La doctora María de los Ángeles Pizarro Moreno
La doctora María de los Ángeles Pizarro Moreno - ABC
UNA CONSULTA PARA ENSEÑAR A COMER

Test de heces para saber si los celíacos han ingerido gluten en el Virgen del Rocío de Sevilla

El hospital sevillano ofrecerá este año en su cartera de servicios esta técnica novedosa

SEVILLAActualizado:

El Hospital Virgen del Rocío pondrá este año a disposición de los pacientes celiacos una novedosa herramienta para mejorar el seguimiento y monitorización de la dieta sin gluten.

Se trata del test de detección de péptidos inmunógenos del gluten (GIP) en orina y heces. Es una tecnología que detecta de forma directa y no invasiva si hay fragmentos del gluten en esos restos fisiológicos del celiaco.

La facultativo especialista de área de la unidad de Aparato Digestivo del Instituto de Biomedicina de Sevilla, doctora María de los Ángeles Pizarro Moreno, explica a ABC que el test se hace anualmente y que para ello el enfermo debe llevar a consulta muestras de heces a temperatura normal.

Explica que la enfermedad celiaca es inmunoalérgica y es una respuesta a las proteínas del gluten en pacientes genéticamente predispuestos, siendo su único tratamiento eficaz en la actualidad llevar una estricta dieta sin gluten, de por vida. Pero la realización correcta de esta dieta es muy compleja y afecta globalmente a la esfera social y familiar de los pacientes con importantes implicaciones económicas.

«La cocina de un celiaco es un mundo. Hay que tener cuidado para que no haya contaminación cruzada. Eso quiere decir, por ejemplo, que no podemos partir el queso que nos vamos a comer con un cuchillo con el que se ha troceado pan, que no debe entrar ni harina de trigo en casa, que hay que extremar la higiene y una serie de cuestiones muy importantes que el enfermo involuntariamente no cumple».

La investigación que ha dado lugar a la citada técnica ha sido desarrollada por la Universidad de Sevilla y la prueba ha sido validada en varios estudios en colaboración con distintos hospitales españoles entre los que el Virgen del Rocío ha tenido un protagonismo significativo. Estas investigaciones han constatado la eficacia de esta prueba como herramienta válida en la monitorización y seguimiento de pacientes celiacos.

Además, datos preliminares muestran que existe correlación entre la ausencia de GIP y la de lesiones en el intestino de los pacientes celiacos. «Esto es un hito decisivo que cambia el escenario del seguimiento en estos pacientes que hasta la fecha no tenían otro método para asegurar la recuperación de su intestino que someterse a la repetición de endoscopias digestivas, una técnica invasiva para el paciente y de alto coste para el sistema público de salud», apostilla la doctora.

El Virgen del Rocío incluirá este año los test de detección de GIP en la cartera de servicios de Gastroenterología, convirtiéndose en el primer centro hospitalario andaluz en ofrecerlos, siguiendo la senda de otros prestigiosos hospitales internacionales en los cuales se está empezando a evaluar como el Boston Children’s Hospital- Harvard Medical School (Boston, Estados Unidos), la Thomas Jefferson University (Philadelphia, Estados Unidos) o la Clínica Mayo (Rochester, Estados Unidos).

Por otra parte, la unidad clínica de Aparato Digestivo del Virgen del Rocío está desarrollando un proyecto de investigación multidisciplinar e interniveles financiado por la Consejería de Salud y liderado por la doctora Pizarro Moreno para la búsqueda de biomarcadores eficaces en el diagnóstico y seguimiento de la enfermedad celiaca.

Dicho proyecto incluye la determinación de GIP en orina como referencia de otros biomarcadores de seguimiento en estudio. Cuenta con un amplio equipo de profesionales que incluye a la doctora Sousa Martín, catedrática de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Sevilla y responsable del diseño de esta nueva herramienta diagnóstica, y a diversos médicos de familia, enfermeros y gastroenterólogos del Virgen del Rocío y del Virgen Macarena.

Tiene a más de 150 pacientes monitorizados y busca consolidar la detección de GIP como la herramienta central del seguimiento clínico y restringir la biopsia de duodeno a pacientes seleccionados. Hasta la fecha no existe ninguna publicación con resultados de un diseño prospectivo tan completo como el de este proyecto, cuyos primeros resultados están pendientes de difusión.

Enseñar a comer

El Virgen del Rocío tiene prevista la implantación de una consulta de Enfermería especializada en asesoramiento dietético integral al paciente celiaco, algo que ha sido muy demandado desde las asociaciones de afectados. Una de cada cien personas son celiacas en el arco mediterráneo y su incidencia sube cada año. La celiaquía está producida por una intolerancia permanente al gluten, conjunto de proteínas presentes en el trigo, avena, cebada y centeno, principalmente. Los síntomas típicos son diarrea, dolor abdominal, hinchazón después de comer, nauseas, vómitos, astenia, anorexia o pérdida de peso.