Actualidad

Selectividad, la segunda oportunidad para subir nota

Muchos estudiantes deciden repetir la prueba de acceso a la Universidad para alcanzar una mayor puntuación

Estudiantes en el examen de Selectividad
Estudiantes en el examen de Selectividad - ÄLVARO CARMONA
MERCEDES BENÍTEZ Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El problema de la Selectividad no es sólo aprobarla. Las estadísticas que año tras año hacen públicas las universidades revelan que al final de cada curso mas del 92 por ciento de los estudiantes superan la prueba de acceso a la universidad o la Prueba de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad,(PEVaU), como ahora se denomina. El quid de la cuestión no es superar el examen sino sacar muy buena nota, la suficiente para lograr una plaza en la carreraque desean ya que la masificación universitaria provocó hace algunos años que la mayoría de las carreras tengan notas de corte para acceder a ellas.

Es decir, ya no basta con ser buen estudiante, hay que ser el mejor. Si hace algunos lustros sólo en la facultad de Medicina se pedían los entonces llamados «numerus clausus», ahora rara es la carrera que no solicita una nota mínima para entrar. Sacar un cinco sólo abre las puertas de unos pocos grados ya que la mayoría imponen notas bastante mas elevadas para entrar en ellas.

Este año, según las primeras adjudicaciones del pasado julio, pedían un 13,23 para el doble grado en Física y Matemáticas, algo casi imposible teniendo en cuenta que el tope está en 14. Le seguían Biomedicina Básica y Experimental con un 13,13, Medicina con un 12,92 o Fisioterapia y Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, con un 12.905. Entre las ingenierías, Aeroespacial era la más difícil de entrar ya que pedía en junio un 12.81.

Casi 2.000 estudiantes

Por eso, cada vez son mas los estudiantes que, tras superar la prueba en junio pero sin la puntuación suficiente para poder estudiar la carrera que desean, no se conforman con matricularse en otra similar. Vuelven a presentarse a la Selectividad en la convocatoria de septiembre para subir nota y lograr la suficiente que les abra las puertas del grado que desean hacer.

La Universidad de Sevilla anuncia que en septiembre se examinarán de las pruebas 1.916 alumnos a los que se suman 271 en la UPO pero no facilitan el número de los que repiten después de aprobarla para obtener mejores calificaciones, aunque pueden ser cientos. En la academia Claustro, una de las mas acreditadas de Sevilla que imparte clases en verano corroboran que es algo que se está produciendo desde hace varios años. Su directora, Pilar Martínez, recalca que es un fenómeno que se da «desde que existe una nota de corte y hay estudiantes que tienen una vocación definida por una carrera». Por eso deciden estudiar en verano y volver a presentarse en septiembre.

Pero ¿qué opinan los jóvenes que buscan esa segunda oportunidad? ABC ha hablado con varios de ellos. Son todos buenos estudiantes y están totalmente en contra de un sistema que supone que tengan que jugársela a una sola carta. Cuestionan que después de un intenso Bachillerato en el que han soportado mucha presión para sacar las mejores calificaciones no haya sido suficiente para abrir la puerta de la carrera que desean estudiar.

Algunos, como Álvaro González, que vuelve a presentarse para conseguir la media para Ingeniería de Diseño y Desarrollo del Producto, cuestiona que sea mas difícil entrar en una universidad pública que en un privada. «Con sólo pagar entras en las privadas», critica. Otros también critican que después de trabajar durante dos años para lograr un expediente brillante, se la jueguen en tres días. Como Katia Molina, que en junio no sacó el resultado que esperaba. Por nervios o mala suerte. Ahora buscan una segunda oportunidad.

Toda la actualidad en portada

comentarios