UNIVERSIDAD DE SEVILLA

Fallece Antonio Garnica, el artífice de la recuperación de Blanco White

El catedrático de Filología Inglesa y sacerdote murió en Sevilla a los 85 años de edad y será enterrado este jueves en Minas de Riotinto, su localidad natal

Antonio Garnica
Antonio Garnica - HUGO GARCÍA

El catedrático de Filología Inglesa de la Universidad de Sevilla y sacerdote Antonio Garnicafalleció el pasado martes la capital andaluza a los ochenta y cinco años de edad, tras una vida consagrada a esta materia y en la que fue el artífice de la recuperación del escritor sevillano José María Blanco White (1775-1841), uno de los grandes heterodoxos españoles.

Garnica recuperó al escritor liberal sevillano con la publicación de la primera traducción de las «Cartas de España», publicadas originalmente en inglés y dirigidas al público británico. Fue el catedrático Francisco López Estrada, fundador de los estudios filológicos modernos en la Universidad de Sevilla a mediados de los años sesenta el que animó a este investigador a introducirse en una figura que el propio Garnica recordaba en una entrevista que aún entonces era recordado como un escritor maldito.

Este catedrático de Filología había nacido hace ochenta y cinco años en la localidad onubense de Minas de Riotinto. En 1959 se licenció en Teología por la Universidad de Comillas, mientras que en 1968 se licenció en Filosofía y Letras (Filología Moderna) por la Hispalense. Ese mismo año, obtuvo el premio de la Real Maestranza de Sevilla. Un año después se diplomaría en School of Languages and Linguistics en la Universidad de Georgetown. Es Doctor de su especialidad por la Universidad de Sevilla desde 1971.

Su vinculación con la Universidad de Sevilla viene de la mano de López Estrada. Así desempeñará el cargo de profesor agregado numerario de Lengua Inglesa en la Facultad de Filosofía y Letras entre 1976 y 1978. Además, desde 1972 -año de su fundación- a 1977 será director del Instituto de Idiomas de la Universidad de Sevilla.

Tras un breve paréntesis en la Facultad de Filología de la Universidad de Santiago entre 1978 y 1980, Garnica regresó a la Hispalense. Así, estuvo como catedrático numerario de Filología Inglesa en la Facultad de Filología desde 1981 hasta 2001, año en que se convirtió en catedrático emérito.

Durante su trayectoria docente e investigadora publicó numerosos libros en el área de lingüística y colaboró con el proyecto expositivo sobre Washington Irving que realizó el Patronato de la Alhambra en 2009.

Antonio Garnica será enterrado este jueves en su localidad natal de Minas de Riotinto, cuya iglesia parroquial de Santa Bárbara acogerá antes una misa de córpore insepulto.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios