Actualidad

Espadas invertirá un millón de euros en la Cartuja para celebrar el 25 aniversario de la Expo'92

El gobierno municipal emprende una rehabilitación urbana de la isla con motivo del 25 aniversario de la muestra, que expondrá una antología

El alcalde, junto al comisario de los actos, Julio Cuesta, ayer en el Ayuntamiento
El alcalde, junto al comisario de los actos, Julio Cuesta, ayer en el Ayuntamiento - VANESSA GÓMEZ
ALBERTO GARCÍA REYES Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El vigésimo quinto aniversario de la Exposición Universal que se celebró en Sevilla en 1992 servirá de excusa al Ayuntamiento para rehabilitar, por primera vez desde que terminó la muestra, toda la Isla de la Cartuja, una zona de la ciudad donde apenas se ha intervenido desde entonces y que exhibe actualmente un estado deplorable, sobre todo en lo que fue el canal de la Expo, que está completamente cubierto de jaramagos. El gobierno de Juan Espadas ha reservado en sus presupuestos un millón de euros para cambiar el alumbrado y el mobiliario urbano en todo el parque, así como para adecentar calles y mejorar el arbolado. Urbanismo aportará 648.000 euros para estas intervenciones, que ya han comenzado en algunos rincones de la Cartuja, mientras que el resto del dinero lo aportarán Lipasam, Tussam o Emasesa.

El alcalde, Juan Espadas, anunció ayer este zafarrancho después de visitar a pie todo el recinto e ir detectando las necesidades más perentorias que tiene el parque. Espadas hizo este recorrido justo antes de presentarse ante los medios de comunicación en el Ayuntamiento para anunciar los actos conmemorativos del 25 aniversario de la Expo junto con su comisario, Julio Cuesta, y la asociación Legado Expo, una entidad altruista que vela por la conservación de los elementos distintivos de aquel acontecimiento que cambió para siempre la fisonomía de la ciudad.

La primera medida que va a ver la luz es la inauguración de los Jardines de Magallanes en la Torre Sevilla, así como la apertura del nuevo paseo fluvial que se está ejecutando actualmente en la orilla norte del río junto al Pabellón de la Navegación. Ambos lazos se cortarán en la primera semana de abril, justo antes de que en ese pabellón se inaugure la exposición que servirá de eje a todos los actos conmemorativos, una muestra dirigida por José Ramón López y Rafael Ruiz, y diseñada por Acciona, que exhibirá a lo largo de 3.000 metros cuadrados todo el proceso de construcción de la Expo y muchas de las piezas más significativas de la muestra, como dos telecabinas originales que ha cedido la empresa Azvi. Esta exposición se desarrollará entre el 20 de abril y el 12 de octubre, fechas entre las que también se celebró la Expo’92. Su presupuesto es de 190.000 euros.

El resto de actos serán «modestos», según explicó ayer su comisario, Julio Cuesta, pero con una clara vocación popular y con la intención de que los sevillanos sepan que su exposición universal fue una revolución que cambió el espíritu de las exposiciones posteriores. Por ejemplo, se promulgará la idea de que la Cartuja es el único parque tecnológico que ha surgido en el mundo a partir de las infraestructuras de una Expo, ya que en el resto de países las construcciones fueron efímeras. En este sentido, la organización convocará un encuentro con los 127 países participantes en el mes de octubre, así como otros actos populares en los que se busca la participación masiva del público, como la celebración del 25 cumpleaños de la mascota Curro, a la que se invitará a todos los sevillanos nacidos el 20 de abril de 1992, y una gran quedada de todos los empleados que tuvo el recinto durante el acontecimiento, que fueron más de 20.000.

No obstante, la perspectiva de Espadas está por encima de los propios actos que puedan llevarse a cabo. Él mismo lo explicó de manera muy elocuente: «Creo que este 25 aniversario es una oportunidad para empezar a saldar asignaturas pendientes con la Cartuja y este gobierno asume el reto de integrar el parque en la ciudad de una forma mucho más solvente, porque la envergadura del parque no ha sido objeto de un tratamiento adecuado». De una forma aún más explícita, el alcalde llegó a decir que el objetivo es «recuperar para la ciudad un espacio muerto» que requiere «una mejora estética, limpieza y algunas sorpresas que ya contaremos en su momento». Por el momento, el gobierno no dará los pasos administrativos para convertir la Cartuja en el distrito número 12 de la ciudad, como anunció el PSOE durante su campaña, pero Espadas defiende que «tiene una delegada, Carmen Castreño, que se está encargando de coordinar toda la zona como si fuese un distrito más en el que no hay residentes, pero donde se innova y se investiga». En esta idea abundó Julio Cuesta, que aseguró que «ninguna exposición universal ha dejado un legado como el que hay ahora en la Cartuja y tampoco ninguna ha celebrado ningún 25 aniversario».

Es la primera vez que se conmemora un cumpleaños de una Expo, algo que por encima de acontecimientos como un congreso internacional que se celebrará en octubre, se ha convertido en un pretexto municipal para redoblar la inversión en el parque tras muchos años de abandono. En los últimos meses, el Ayuntamiento ha reordenado el aparcamiento en la zona eliminando los estacionamientos en aceras y habilitando un solar, propiedad de la Junta, que da servicio a todo el recinto. Ahora Espadas se compromete a adecentar toda la isla eliminando la maleza del antiguo lago, renovando las farolas, los bancos y las papeleras y reconstruyendo el acerado maltrecho que hay por todo el espacio. Un millón de euros 25 años después. Ésa es la verdadera celebración.

Toda la actualidad en portada

comentarios