Irregularidades en los contratos

Educación destituye a tres altos cargos de la delegación por los contratos «a dedo»

Dos fueron apartados y el tercero, el padre de una de las contratadas de forma irregular, tuvo que renunciar

Adelaida de la Calle
Adelaida de la Calle - EFE
MERCEDES BENÍTEZ Sevilla - Actualizado: Guardado en: Actualidad

El escándalo de las contrataciones a dedo en la delegación de Educación, incluyendo a la hija de un alto cargo, ha abierto una profunda crisis en el seno del propio departamento. Ayer hubotres destituciones fulminantesen la delegación: dos ceses y una tercera renuncia personal, en este caso la del jefe de InspecciónEducativa, Alberto Moreno (padre de la contratada). Las otras dos personas que han dejado el cargo son los jefes del servicio de Ordenación Educativa y de Gestión de Recursos Humanos. Estos ceses, confirmados por la Junta de Andalucía, son un intento de depurar responsabilidades tras la investigación abierta por Educación para aclarar los hechos. Y se suman a una destitución anterior.

Primero fue el secretario general provincial, Francisco Díaz, que se negó a firmar un informe que justificaba las contrataciones, entre ellas la de la hija de un alto cargo en el Polígono Sur y que intentaba dar apariencia de legalidad a la contratación de catorce personas a dedo. Esa negativa a firmar el documento, que la delegación encargó cuando se conocieron esos contratos provocó que ese alto funcionario dejara el cargo. Pero otros dos funcionarios firmaron ese informe, como se reproduce junto a estas líneas. La historia se remonta a comienzos del pasado verano, cuando se supo de la existencia de contrataciones de personal docente que no estaban sometidas a la normativa vigente y no respondían a los principios de transparencia, mérito y capacidad, ni libre concurrencia de la Función Pública. Algunos eran en centros educativos del Polígono Sur.

Uno de esos nombramientos «a dedo» era el de la hija del jefe de la Inspección Educativa,Anais Moreno, para un puesto específico docente sin concurrir a convocatoria pública ya que, aunque es licenciada en Comunicación, no es funcionaria ni interina. Fue contratada para trabajar como profesora de Secundaria adscrita al Comisionado del Polígono Sur, en Educación Especial.

Preguntada por la oposición, la consejera de Educación, Adelaida de la Calle, lo justificó en que eran de «designación» y anunció una investigación. Achacaba los contratos a las especiales dificultades del Polígono Sur para solucionar «los problemas de marginalidad e insistía en la necesidad de «perfiles adaptados a las necesidades de este entorno» pero no se aclaraba con la figura legal de esa designación. Han pasado tres meses desde esa investigación «reservada» y no se conocen los resultados.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios