Turistas visitando la Cámara Oscura - Raul Doblado

¿Dónde se encuentra la mayor «cámara de fotos» de Sevilla?

La cámara oscura de la capital hispalense, a unos 45 metros de altura, es una de las pocas que existen en el mundo

SEVILLAActualizado:

Existe un lugar en Sevilla desde que el se puede divisar, a vista de pájaro, desde el Aljarafe hasta Los Bermejales, pasando por la Cartuja y la Macarena. Se trata de la Cámara Oscura de la Torre de los Perdigones, que emplea una tecnología similar a la que se usaba en los orígenes de la fotografía, aunque en este caso, la instantánea es efímera.

Este singular mirador desde el que contemplar cada rincón de la ciudad está abierto al público desde el año 2007, cuando la Torre de los Perdigones abre al público como un espacio turístico. Nada que ver con el fin con el que se construyó este llamativo torreón a los pies de la Barqueta.

Corría el año 1885 cuando el empresario sevillano Manuel Mata levanta la fábrica de San Francisco de Paula, que incluía una torre de 45 metros de altura para la fundición de plomo, con el que fabricar balines o perdigones para escopetas.

La fabricación de los perdigones se hacía fundiendo el plomo en un horno y, con unos grandes cucharones, se echaba en cribas de distintos calibres. Las ventanas, que dejaban entrar el aire, hacían el resto: por efecto de la gravedad los perdigones caían como lluvia. En fechas cercanas a la Expo'92 se restauró gracias a unos famosos almacenes que subvencionaron la obra y en agosto de 2005 fue nuevamente restaurada gracias al Ayuntamiento.

Hoy día esta construcción es uno más de los atractivos turísticos que ofrece Sevilla a los visitantes, y es que permite disfrutar de increibles panorámicas de toda la ciudad. Pero también se puede «visitar» la ciudad desde el cielo. La Cámara Oscura emplea un sistema de espejos que reflejan la imagen sobre un panel circular con que recorrer los tejados y azoteas de Sevilla.

En la actualidad, la Torre de los Perdigones forma parte de un complejo turístico y de ocio en el parque del mismo nombre. Está abierto de martes a domingo, y la visita incluye la explicaciones de un guía con el que contemplar la ciudad a vista de pájaro.