Actualidad

Casi 13.000 mayores de Sevilla «no han podido disfrutar» de la tarjeta de Tussam para la tercera edad

Zoido critica que la aplicación de criterios de renta ha frenado su demanda y ha costado a los usuarios casi 200.000 euros

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, con vecinos en una parada de Tussam
El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, con vecinos en una parada de Tussam - R. D.

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, junto al concejal Alberto Díaz, ha criticado que este año «casi 13.000 mayores» no han tenido la tarjeta de la tercera edad, cuando años anteriores sí venían disfrutando de ella.

En rueda de prensa, Zoido ha señalado que hasta el 25 de julio de este año se han tramitado un total de 89.248 bonobús de mayores, frente a los 102.232 que se tramitaron en 2015. Así, ha explicado que desde finales de 2015 el PP viene denunciando que «no es justo que se aplicaran criterios de renta a la Tarjeta de Tussam para la Tercera Edad».

«Hicimos una reclamación al proyecto de ordenanzas fiscales y conseguimos que se introdujeran algunos baremos para facilitar el pago, pero la realidad es que muchos mayores se han quedado sin su bonobús», añade.

El portavoz del Grupo Popular ha recordado que hasta el año 2011 la tarjeta para la tercera edad no era gratuita, pero que él se comprometió a ello y en cuanto llegó a la Alcaldía «así se hizo». Señala que hasta el año 2015 la tarjeta era gratuita para todas las personas mayores y únicamente aquellas que tenían ingresos superiores a 1.500 euros mensuales debían pagar 15,50 euros en gastos de tramitación.

De pagar 15,50 euros hasta los 130 actuales

Zoido ha detallado que el gobierno de Juan Espadas (PSOE) decidió que «ahora paguen hasta 130 euros, según la renta», siendo los resultados de esta medida que hay «12.984 tarjetas menos respecto al 2015 o, lo que es lo mismo, casi 13.000 mayores que el año pasado tenían bonobús de la tercera edad y este año no».

A esto suma que existen un total de 5.236 personas mayores que han tenido que pagar entre 66 y 130 euros, que «años atrás solo han tenido que pagar 15,50 euros por gastos de tramitación», lo que supone que «han pagado entre 50 y 110 euros más que antes, con lo que Espadas ha ingresado 198.371,05 euros más a costa de las personas mayores».

«Hemos reiterado en varias ocasiones que nos parecía bochornoso que Espadas le quitara la tarjeta gratuita a las personas mayores después de una vida llena de trabajo y sacrificio. Casi 13.000 mayores no han podido disfrutar este año de ella, algo que nos parece lamentable, injusto y discriminatorio», señala.

«Discriminación» por cuestión de rentas

Para Zoido, «no es lógico que rentas altas contribuyan en mayor medida, ha sido una burda operación de confusión, pues se producen situaciones injustas en familias que tienen gastos familiares que no pueden acreditar, teniendo en cuenta además que son los ingresos brutos del IRPF los que se valoran».

Zoido bajando de un autobús
Zoido bajando de un autobús- R. D.

Además, ve «absolutamente discriminatorio» que, por ejemplo, un matrimonio en el que los dos cobren una pensión de 1.400 euros puedan tener ambos la tarjeta gratuita y una persona que cobra 2.000 no pueda tenerla, cuando los ingresos de la familia son menores.

«La obligación del gobierno es facilitar el acceso al transporte público tras una larga vida en la que han contribuido más que de sobra al avance de nuestra ciudad y no han tenido en cuenta que en estos tiempos muchas personas mayores están manteniendo con su pensión a hijos que están en el paro o incluso a sus nietos, por lo que ya tienen suficientes gastos, ni tampoco todos los años que han estado cotizando», señala.

Critica que «luego van presumiendo que son el gobierno que más se preocupan por las personas, pues en el caso de los mayores no los han tenido en cuenta». Subraya que a lo largo de estos meses son muchas las personas que se han acercado al PP a denunciar que esta medida les parecía injusta, algo que comparte y por eso puso en marcha una campaña de recogida de firmas para intentar frenar la subida del bonobús a las personas mayores.

También, se presentó una enmienda a las ordenanzas fiscales para que se mantuvieran los precios existentes, «pero fue desestimada por Espadas, y se presentó una propuesta al Pleno en el mismo sentido, pero también fue rechazada por el PSOE y sus socios de IU y Participa Sevilla». «Volvimos a presentar una reclamación y conseguimos que se tuvieran en cuenta baremos a la hora del pago, pero ya habéis visto los resultados y las cifras», insiste.

Freno al pago por parte de los universitarios

Zoido ha destacado que se consiguió que Espadas «rectificara y anunciara que los criterios de renta no se iban a aplicar para la tarjeta universitaria de Tussam». Así, critica que gobierne «a base de rectificaciones y de impulsos, en lugar de gestionar con lógica, es decir, escuchando las reclamaciones de todos los grupos políticos y de los sevillanos». «En definitiva, haciendo las cosas con consenso y no por imposición», añade.

Asegura que el gobierno del PSOE «no puede pretender incrementar los ingresos del Ayuntamiento a costa del bolsillo de los sevillanos» y no ve lógico que los sevillanos y que el colectivo de mayores, en este caso, «paguen las consecuencias de una mala gestión de Espadas y más cuando lo que tiene que hacer es ofrecer medidas que ayuden tanto a la tercera edad como a otros colectivos que así lo requieran, como los jóvenes».

Zoido reitera que desde el PP se seguirá «peleando» por lo que considera que es más justo para los mayores y pensionistas y en las próximas ordenanzas volverá a presentar las reclamaciones y enmiendas «que sean necesarias».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios