Manuel Oliva (jefe de la UGC Cirugía), Inmaculada Sánchez, Ángel Nogales y Juan Bellido
Manuel Oliva (jefe de la UGC Cirugía), Inmaculada Sánchez, Ángel Nogales y Juan Bellido - ABC

AVANCES MÉDICOS EN SEVILLALa laparoscopia, emblema del Hospital Macarena de Sevilla contra el cáncer de páncreas

Esta técnica ayuda a mejorar los resultados de una enfermedad con mal pronóstico: aumentará un 40%

SEVILLAActualizado:

La Unidad de Cirugía Hepatobiliar y Pancreática perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Cirugía General y Digestiva del Hospital Universitario Virgen Macarena ha incorporado a su cartera de servicios el abordaje laparoscópico para el tratamiento del cáncer de páncreas, uno de los tumores más agresivos del tracto digestivo.

Según el responsable de dicha unidad, el doctor Ángel Nogales, el cáncer de páncreas es una neoplasia que ha mostrado en los últimos años un incremento en cuanto su incidencia suponiendo en la actualidad un importante problema de salud. Afirma que la incidencia en nuestro país se encuentra dentro de la media en el mundo. «En España -sigue- se diagnosticaron en 2015 más de 6.900 casos nuevos, pero está previsto que la incidencia crezca un 40% en los próximos 15 años».

Por eso existe un esfuerzo colectivo en la comunidad científica internacional para mejorar los resultados de un tumor que hasta ahora presenta mal pronóstico.

Los cirujanos del Macarena se han incorporado a este esfuerzo global aportando importantes avances técnicos y tecnológicos. El abordaje mínimamente invasivo aporta una menor agresividad quirúrgica con evidentes mejoras en el control no solo del dolor postoperatorio sino también de la recuperación funcional de los pacientes que repercute en unos mejores resultados acortando además la estancia hospitalaria. El cáncer de páncreas, por su complejidad técnica, ha sido uno de los últimos en ser tratados mediante este sistema.

En esta unidad del Virgen Macarena se realizan al año una media de 30 resecciones por tumores pancreáticos y periampulares y ha conseguido alcanzar los estándares establecidos por los grupos de consenso internacionales de calidad tanto en morbimortalidad como en supervivencia.

La laparoscopia supone un paso importante porque ayudará a mejorar tanto los resultados como el confort de los pacientes que sufren esta enfermedad.

Existen algunos grupos más afectados como pacientes con pancreatopatía crónica, los que consumen tabaco y alcohol y algunos con síndromes familiares neoplásicos.

Trabajo de detección

«En la actualidad se está trabajando con múltiples recursos en la detección de ciertas enfermedades premalignas que sabemos conducirán al desarrollo del cáncer de páncreas. Es en su tratamiento donde se encuentra actualmente la principal oportunidad de derrotar a esta enfermedad», dice Nogales. No olvida que la complejidad para completar el diagnóstico de estos pacientes a menudo requiere múltiples estudios radiológicos, endoscópicos y anestésicos así como una preparación adecuada para conseguir unos resultados óptimos. «Eso -termina- demora el proceso hasta la operación en algunos casos, no excediendo de 30 días hasta la intervención quirúrgica».