La zona afectada es parte del histórico barrio de Santa María
La zona afectada es parte del histórico barrio de Santa María - A.F.
Urbanismo

Utrera da un paso adelante con la peatonalización de parte de su casco histórico

El Ayuntamiento ha anunciado la reorganización del tráfico en el entorno del barrio de Santa María

UtreraActualizado:

Se trata de un proceso gradual, sobre el que se viene trabajando desde hace dos décadas, pero es indudable que el peatón está ganando espacio en el casco histórico de Utrera. La localidad está demasiado acostumbrada al uso masivo de los vehículos para desplazamientos cortos, contando además con un gran parque móvil de vehículos, aunque en los últimos años, de forma progresiva, las diferentes corporaciones municipales han dado varios pasos hacia adelante, peatonalizando espacios como las calles Ancha, Sevilla y Clemente de la Cuadra y de manera parcial la plaza del Altozano. Un proceso que va a tener una valiente continuación con una profunda reorganización del tráfico en el entorno del barrio de Santa María de la Mesa, que ha sido anunciada por el equipo de gobierno que dirige el socialista José María Villalobos de manera inminente. 

La actuación se centra en uno de los barrios con más solera e historia de la localidad, que cuenta con calles estrechas, pocas plazas de aparcamiento, algunas de las casas señoriales más valiosas de la localidad y uno de los monumentos más famosos de Utrera como es la iglesia de Santa María de la Mesa. Un espacio en el que la convivencia entre vehículos y peatones se hacía cada más complicada, máxime cuando el municipio está apostando fuerte desde hace algunos años por fomentar el turismo. 

Así, el Ayuntamiento de Utrera ha anunciado una profunda reorganización del tráfico en toda la zona que entrará en vigor a partir del 22 de enero. No se va a cortar el tráfico de manera drástica, pero solo podrán circular por determinadas calles del corazón de este barrio vehículos autorizados, limitándose la velocidad a 20 kilómetros por hora y adquiriendo toda la zona la categoría de «prioridad peatonal». Una medida que se va a aplicar en las calles Menéndez Pelayo, Mota de Santa María, Santa Ángela de la Cruz, Padre Miguel Román, Antonio Maura, Antón Quebrado, Sor Marciala de la Cruz, Tejedores, Pérez Galdós, Francisco Marín, el último tramo de Fray Cipriano de Utrera y el primero de la calle La Plaza. Dos de las calles más famosas del barrio de Santa María, como son Rodrigo Caro y Preciosa, ya habían eliminado hace tiempo el tránsito de vehículos. 

«Existe un uso intensivo del coche en Utrera, tiene que haber menos coches en nuestras calles y una de las soluciones es peatonalizar. Se trata de ganar espacio para los peatones, lo mismo que se hizo en su día con calles como Clemente de la Cuadra o  Sevilla. Estoy seguro de que a la larga será una buena decisión y creo que tenemos que ir siendo más ambiciosos, siempre tratando de mejorar el transporte urbano y facilitando nuevos aparcamientos», ha explicado el alcalde de Utrera, José María Villalobos. 

Cambios en la calle Arenal

De esta manera las personas residentes en el barrio tendrán que contar con una autorización especial expedida por la delegación de Seguridad Ciudadana, que se puede tramitar en el Servicio de Atención al Ciudadano (SAC), presentando el certificado de empadronamiento. Los conductores tendrán que llevar la tarjeta en el vehículo, mientras que los taxis y el resto de vehículos de servicios públicos solo podrán circular por las calles afectadas cuando estén en servicio. Además, se prohíbe también el estacionamiento de vehículos en las calles afectadas por esta nueva regulación

El barrio de Santa María no será el único enclave de Utrera que va a vivir un cambio importante en las próximas fechas relacionado con el tráfico, ya que una de las calles más saturadas de vehículos de la localidad, como es la calle Arenal, se va a convertir a partir del 22 de enero en una vía de un sentido único. Sólo estará permitido el tráfico desde la avenida San Juan Bosco, ya que como explicó el propio alcalde, José María Villalobos (PSOE), la medida se ha tomado «por las dimensiones geométricas de la calle Arenal, por las retenciones que se ocasionan al estar regulada con doble sentido de circulación y por las retenciones que de manera constante se dan en el acceso hacia la avenida San Juan Bosco».