Es noticia:
Supervivientes: Tierra de nadie

Saray, la superviviente expulsada por agresión, se ablanda en plató

Saray Montoya habla de su expulsión disciplinaria de «Supervivientes» y pide perdón por lo ocurrido durante el reality

Saray Montoya en el plató de Supervivientes
Saray Montoya en el plató de Supervivientes - TELECINCO
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Este miércoles tuvo lugar la cuarta entrega de «Supervivientes: Tierra de nadie», el reality de Telecinco que está teniendo una gran acogida por parte de la audiencia. El equipo del programa apostó por un plato fuerte ya que, aparte de conocer cómo estaban transcurriendo las últimas horas de los robinsones, se habló del nuevo abandono oficial de María Lapiedra. Con esta concursante, son ya tres los que han decidido marcharse del programa en menos de una semana. Recordamos que Saray fue expulsada como medida disciplinar.

El culebrón entre Sofía Suescun y Alejandro Albalá dio sus últimos coletazos. La ex gran hermana terminó la noche con el que fuese su pareja entre llantos y suplicas, y así ha seguido durante los últimos días. Sofía se ha convertido en el centro de atención en todos los corrillos. La situación se complica. «Si no hubiese cámaras habrías tenido algo con Logan», le dijo Albalá a la que fuese su pareja. Ahora, aunque Sofía ya no tiene pareja, parece practicamente imposible que tenga una relación con Logan (y eso que sus compañeros están deseando que ocurra). Pero no todo son malas noticias en la isla. Durante el programa del miércoles vimos una imagen que nos recordó a la pasada edición. Alberto Isla aprovechó una visita de Chabelita a Honduras para ¡pedirle matrimonio! ¿Será la boda del año?

Por si no fuera suficiente, estaba en el aire saber si «Supervivientes» cubrirá las plazas que han quedado libres con alguno de los suplentes. El nuevo abandono de «Supervivientes 2018», el de María Lapiedra, dejó un nuevo hueco en el concurso después de la marcha voluntaria de Adrián y la expulsión disciplinaria de Saray. De hecho, a la actriz le saldrá caro, muy caro. A María su decisión podría salerle caro, pues la multa podría ascender hasta los 60.000 euros. Lapiedra le quitó importancia a esa cifra argumentando que «no hay dinero que valga cuando se trata de mis hijas».

Casi al final del programa apareció en plató Saray Montoya, la concursante que fue expulsada por agredir a una de sus compañeras. Estaba compungida, muy arrepentida de lo que había hecho y pidiendo perdón: «Pido disculpas por lo que he hecho y por eso estoy aquí. No justifico lo que he hecho, pero han superado mi límite y he llegado a hacer eso por algo». La ya exconcursante contó lo duro que había sido para ella su paso por el programa: la mala relación con sus compañeros, las penurias, el hambre...Una y otra vez reiteró que se avergonzaba de lo que había hecho y que deseaba que Romina, la víctima de su furia, la personase.

Como viene siendo habitual en «Supervivientes», el programa dedicó buena parte de su metraje a los cotilleos no solamente de Honduras, también a los que van surgiendo entre los tertualianos de plató. Este miércoles estuvo en plató un exnovio de Sofía Luescun, que mantuvo una tensa discusión con el hermano de la concursante, también allí presente.