Es noticia:
Eurovisión 2018

Puesto de España en Eurovisión: Amaia y Alfred no convencen a Europa y quedan en el 23º puesto

Los representantes españoles en el festival de Eurovisión hicieron este sábado la mejor versión hasta la fecha de «Tu Canción»

Israel gana con la canción «Toy» Eurovisión 2018

Un espontáneo le quita el micrófono a la cantante de Reino Unido durante su actuación

Amaia y Alfred, durante su actuación en Eurovisión
Amaia y Alfred, durante su actuación en Eurovisión - REUTERS
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Con los ojos empañados él y una sonrisa enorme dibujada en la boca de ella. Sin beso final porque no hacía falta. Así fue la actuación de Amaia y Alfred en Eurovisión. Tres minutos que la pareja tenía para exhibirse y que aprovecharon desde el primer segundo en el que comenzaron a sonar los acordes de «Tu canción». En su contra tenían, sin embargo, el número de actuación: los segundos, el puesto maldito desde el que nunca nadie ha ganado el festival. La peor de las posiciones posibles para destacar con una balada en español en una gala que fue in crescendo hasta acabar por todo lo alto con el «Fuego» chipriota de Eleni Foureira.

Pero de poco sirvió la buena actuación que ofrecieron Amaia y Alfred en Eurovisión: con una puesta en escena excesivamente sencilla, todo su amor y complicidad, aunque emocionaron al público, no fue suficiente para acabar con la maldición de los últimos puestos de los que España no sale desde 2008 con Ruth Lorenzo. Los representantes españoles lo hicieron bien, incluso se emocionaron sobre el escenario, pero quedaron vigésimo terceros. Recibieron 43 puntos del jurado más 18 del televoto: 61 en total que sirven para quitarse la espina pero no para consolar a los españoles, que habían recuperado con ellos la pasión por Eurovisión.

La propia Amaia, con la naturalidad que la caracteriza, valoró la clasificación: «Pues el puesto, una mierda». «Es lo que ya decíamos, que al final la posición no depende tanto de nosotros», añadió Alfred, que sí que se mostraba orgulloso del resultado de su interpretación, a lo que añadió: «Así que no pasa nada. Lo teníamos asumido, así que nos da igual».