Velvet Colección

Un modelo «prêt-à-porter» para el cliente de siempre

El primer capítulo, que se zanja con dos muertes, es prácticamente una transición entre el viejo y el nuevo universo «Velvet»

«Velvet Colección»
«Velvet Colección» - MOVISTAR+
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Ramón Campos y Teresa Sánchez Valdés, dueños de Bambú Producciones, conocen perfectamente a su público. «Velvet» ha sido una de sus series más icónicas, y sabían que en su nueva andadura en Movistar+ había elementos que no podían faltar: mujeres poderosas que llevan las riendas del negocio superándose a sí mismas, historias de amor a lo cuento de hadas y una ambientación impecable y glamourosa. Todo eso está en «Velvet Colección», un traje «prêt-à-porter» diseñado para los fans de la serie.

Por eso, el primer capítulo es prácticamente una larga costura (eso sí, de 50 minutos, una vieja reivindicación de los guionistas) entre el viejo y el nuevo universo de «Velvet». Ana (Paula Echevarría), doña Blanca (Aitana Sánchez-Gijón) y don Emilio (José Sacristán) visitan la nueva tienda de Barcelona para ceder el protagonismo de la serie a nuevos personajes interpretados por Imanol Arias, Fernando Guallar, Andrea Duro, Megan Montaner, Mónica Cruz y Marta Torné que trabajarán en una galería (también remodelada y mucho más ye-yé) situada en Barcelona. Entre tantas idas y venidas, hay dos marchas definitivas que sacudirán al público.

(Ojo, a partir de aquí puede haber spoilers)

La primera de ellas es la de Rita, el personaje de Cecilia Freire, que ni llega a aparecer en pantalla y se marcha entre sobreentendidos. En apenas en una escena, Clara (Marta Hazas) y Pedro (Adrián Lastra) honran a un personaje que en las última temporada sirvió de espejo a tantas mujeres que luchan contra el cáncer de mama.

La segunda despedida, que ocupa buen parte de la trama del primer episodio, es la de Don Emilio, el personaje de José Sacristán. El encargado de los dependientes, ya jubilado y felizmente casado, sufre un infarto repentino que acaba con su vida y deja desaladas a Blanca y Ana (Paula Echevarría). Esta muerte da pie también a la entrada de un nuevo personaje, Sergio Godó (Fernando Guallar), un nuevo galán que promete dar mucho que hablar.

De momento, en este capítulo de presentación, no se vislumbran grandes cruces amorosos. Habrá que esperar a ver cómo se desarrollan las relaciones entre los nuevos personajes y ver si logran encandilar al espectador tanto como sus trajes de alta costura.

comentarios