Jodie Foster carga contra las películas de superhéroes: «Están arruinando el cine»

La actriz asegura que «ir al cine se ha convertido en un parque de atracciones porque los estudios hacen contenidos malos para atraer a las masas y a los accionistas»

Jodie Foster, en una imagen de archivo
Jodie Foster, en una imagen de archivo
Actualizado
Enviar noticia por correo electrónico

Desde que en 2008 «Iron Man» diese comienzo al Universo Cinematográfico Marvel, han llegado a los cines decenas de películas de personajes de la Casa de las Ideas, y lo mismo ha hecho DC con sus superhéroes. Estas superproducciones amasan millones de dólares en taquilla y tienen legiones de seguidores, sin embargo, la oscarizada actriz y directora Jodie Foster ha mostrado su descontento respecto a estas cintas.

En una entrevista para «Radio Times» la protagonista de «El silencio de los corderos» ha afirmado que los grandes blockbuster, especialmente los filmes de superhéroes, «están arruinando» la industria cinematográfica. «Ir al cine se ha convertido en un parque de atracciones», sentencia la actriz californiana. «Los estudios hacen contenidos malos para atraer a las masas y a los accionistas y es como el fracking, consigues grandes beneficios ahora pero te cargas la tierra», afirma Foster. En concreto, la actriz de «Taxi Driver» ha cargado directamente contra el cine de superhéroes. «Está arruinando los hábitos cinematográficos de la población estadounidense y últimamente también de todo el mundo», lamenta Foster.

«No quiero hacer películas de 200 millones de dólares sobre superhéroes", afirma la actriz, que ha confesado que sólo trabajaría en un filme de este género si la cinta tuviera "una psicología realmente compleja». Los comentarios de Foster no han dejado a nadie indiferente, y el propio James Gunn, director de las dos entregas de «Guardianes de la Galaxia», ha contestado a la actriz a través de Twitter, donde ha afirmado que cree que Foster ve el cine de «una manera anticuada en la que un blockbuster no puede ser estimulante».

Aunque Gunn ha admitido que la mayoría de franquicias «no tienen alma de alguna manera», lo cual «es un gran peligro para el futuro de las películas», el director asegura que «hay excepciones». A pesar de que el director afirma que «respeta la opinión de Foster y su manera de ver la situación de Hollywood», cree que la actriz valora el cine en función de «su propio crecimiento personal», y no como un medio de «comunicación», como hace él.

comentarios