Música

Le Butcherettes: «Cuando el público se entrega llegas a un acercamiento colosal a Dios... y a veces al Diablo»

El trío mexicano, que ha grabado con leyendas de la talla de Iggy Pop o John Frusciante, presenta «A raw youth»

Le Butcherettes
Le Butcherettes - ABC

La banda de garage-punk Le Butcherettes, liderada por la joven cantante de 25 años Teri Gender Bender (recientemente mudada de Guadalajada, Mexico a El Paso, Texas), ha sido comparada con Karen O, Patti Smith, Bikini Kill, y otras bandas de rock con chicas al frente, pero hay un punto teatral en Le Butcherettes que les aporta más misterio. Sus explosivos directos les han llevado a tocar con artistas como The Flaming Lips, The Mars Volta, Iggy Pop & the Stooges, Faith No More, The Melvins, Jane’s Addiction, The Deftones, Queens of the Stone Age, the Yeah Yeah Yeahs, The Dead Weather y The Melvins, y han actuado en Coachella, Lollapalooza, Corona Capital Festival, Fun Fun Fun Fest, y el Sonar Festival. Pero a pesar de tanto trajín, el grupo lo lleva bien. «Todo va muy tranquilo», dice Teri Gender. «Anoche dormí 18 horas seguidas, el jet ag para mí significa dormir como una tortuga, es difícil salir de la nube de sueños». Y es que «es importante que una banda ensaye, pero lo es mucho más mantener la calma cuando se viaja. El elemento mas básico para que un grupo dure es disfrutar de la labor que es girar».

Su EP debut «Kiss & Kill» de 2009, fue nominado a «Mejor Artista Nuevo» y «Mejor disco de Punk» en los premios mexicanos Indie-O, y su segundo disco «Cry is for the Flies» (2014, Ipecac Recordings) ganó el premio a «Mejor disco de Punk/Garage» en 2015. Omar Rodriguez-Lopez (At The Drive In, The Mars Volta, Bosnian Rainbows) ha producido los tres discos que Le Butcherettes han publicado hasta la fecha. Y se pueden escuchar a invitados de lujo como Iggy Pop («LA UVA»), Shirley Manson de Garbage («Shame, You’re All I’ve Got Left»), y Henry Rollins («Moment of Guilt») en algunos de los trabajos de la banda. Ahora presentan «A raw youth», un disco que, según dice Gender, ya no les pertenece. «No tengo la menor idea de si ha sido bien o mal recibido. Cuando algo es por fin publicado o compartido con alguien, esa música o arte muere en el instante. Deja de ser mío. Deja de pertenecerme solo a mí. Cuando entra a las casas o cabezas de otras personas yo muero, por que yo dejo de existir, y tratar de entender las reacciones de la gente que escucha la música seria imposible, ya que vienen de diferentes partes del mundo y de culturas diferentes. A mi mamá y a mis hermanos le gustaron el nuevo disco a nuestro ingeniero de estudio, me decía que le gustaba, que es un disco que le hubiera encantado escuchar en su juventud cuando mas se sentía solo… pero no se si me miente para que lo vuelva a contratar para otra chamba, ¡jaja!».

De su anterior visita a la capital recuerdan «una unión muy genuina entre el público y mi banda. Una energía liberadora, más grande que hacer el amor o que comer en medio de un parque aflorado. Cuando tocas para un público que se entrega y que suda contigo llegas a un acercamiento colosal a Dios, y aveces al Diablo, como el yin y el yang. Son necesarias las dos fuerzas», dice Gender, que también describe de forma poética cómo será esta nueva actuación madrileña en la que adelantarán tres temas de su próximo trabajo: «Daremos la bienvenida de Dios dando luz a una rabia diabólica... al nacer, la rabia se pone sobre el camino para la búsqueda del amor».

El concierto tendrá lugar el martes 11 de octubre en la sala El Sol con The Picturebooks como teloneros, a partir de las 22h. Entradas a 15 euros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios