EL APUNTE

Nuevo tropiezo del alcalde

Porteros y acomodadores de los teatros de Cádiz se quedan en fuera de juego con la remunicipalización del servicio

La Voz de Cádiz
Actualizado:

El Gobierno local de Cádiz sigue avanzando en su proceso por remunicipalizar algunos servicios públicos que se encuentran explotados por la iniciativa privada. Se trata de un empeño del alcalde, José María González, que ya anunció nada más comenzar su mandato en junio de 2015 y lo está ejecutando con cierta torpeza a tenor de la polémica que rodea a cada movimiento que lleva a cabo. La remunicipalización de los servicios de playa y de las oficinas de turismo no han estado exentas de bronca, ya que la terminación de los contratos privados y la absorción del servicio por parte municipal no contaban, en un primer momento, con la subrogación de los trabajadores. Es decir, la plantilla quedaba fuera del nuevo acuerdo y se abría con ello un proceso para seleccionar a los trabajadores. El Pleno ordinario del pasado mayo aprobó de forma definitiva el expediente de remunicipalización de los servicios de playa. La medida fue aprobada con los votos a favor del equipo de Gobierno y el PSOE y los votos en contra de los grupos PP y Ciudadanos. En concreto, el Pleno dio luz verde a la remunicipalización de los servicios de limpieza de las arenas, recogida de residuos, conservación y mantenimiento de los equipamientos e infraestructuras en las playas, servicio de asistencia sanitaria y socorrismo en las playas, y el servicio de limpieza y mantenimiento de vestuarios.

Ahora le ha tocado el turno a los acomodadores y porteros de los teatros de Cádiz. La iniciativa de la Alcaldía de remunicipalizar este servicio los deja en fuera de juego, ya que el nuevo contrato no cuenta con ellos. En 2017 finalizó el contrato que el Ayuntamiento mantenía con la concesionaria para la prestación del servicio de acomodadores y porteros de los centros culturales de la capital, que era desempeñado por una media de 15 personas. En ese momento, la delegada de Cultura, Eva Tubío, decidió cubrirlo a través de un contrato menor mientras que no se publicaba el nuevo pliego, que, actualmente, se encuentra a punto de resolverse. Dicho contrato menor, así como el pliego que está en curso, no han tenido en cuenta la subrogación del personal, lo que ha supuesto que los trabajadores hayan perdido su empleo y sus derechos. Los trabajadores han mostrado su indignación como en su momento hicieron las limpiadoras de los módulos de playa y la plantilla de las oficinas de Turismo.

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz