EL APUNTE

El cigarro más peligroso

La excesiva permisividad con el tabaco de contrabando supone una irresponsable carga para las fuerzas de seguridad desplegadas en el Campo de Gibraltar

La Voz de Cádiz
Actualizado:

Probablemente le haya pasado a usted mismo. Se encuentra con un amigo, un conocido o, simplemente, a un compañero de acera y tiene ganas de fumarse un cigarrillo. El generoso fumador le acerca el paquete y usted sospecha al no ver precinto o a comprobar que es de una marca más que extraña. «No te preocupes, Damián, éste lo compro yo a un amigo mucho más barato, que no veas cómo se ha puesto el tabaco». Y usted, quizá, sonríe cómplice mientras deja el cigarrillo entre los labios y con una mano hace girar la rueda del mechero y con la otra tapa el aire porque «desde que Zapatero prohibió fumar nos vamos a helar». Y puede incluso que apoye la decisión de su amigo de comprar el tabaco más barato porque, ya sabe, el Estado se lucra con los impuestos del tabaco y que los hospitales están llenos de gente que va a correr y a ellos nos les cobran impuestos.

Y, sin darse cuenta, está contribuyendo a hacer más grande uno de los agujeros de seguridad más graves que existen en la provincia de Cádiz y sobre el que las fuerzas de seguridad no dejan de trabajar. El contrabando de tabaco en el Campo de Gibraltar tie

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz