ESTADOS UNIDOS

Aerogeneradores más silenciosos gracias a las plumas de búho

Un grupo de investigadores ha diseñado a partir de ellas un ala de apego impresa en 3D que reduce el ruido de una turbina eólica en 10 decibelios sin afectar a su aerodinámica

La superficie aterciopelada del ala superior de los búhos grandes supone un atributo físico único, incluso entre las aves
La superficie aterciopelada del ala superior de los búhos grandes supone un atributo físico único, incluso entre las aves - GRAHAM MCGEORGE| COMEDY WILDLIFE PHOTOGRAPHY AWARDS

Investigadores de varias universidades están estudiando la acústica del vuelo del búho, para aplicar su sigilo al diseño de aerogeneradores y turbinas eólicas más silenciosos.

Muchas especies de buho son capaces de cazar en silencio efectivo mediante la supresión de su ruido a frecuencias de sonido por encima de 1,6 kilohertzios, en el rango que puede ser escuchado por los seres humanos.

El equipo ha logrado -a través de experimentos físicos y modelado teórico- el uso de la copa de plumas de búho como un modelo para inspirar el diseño de un ala de apego impresa en 3D que reduce el ruido de una turbina eólica por la notable cantidad de 10 decibelios, sin afectar la aerodinámica.

Puede aplicarse a otras situaciones aerodinámicas

También han investigado cómo un diseño de este tipo puede reducir la rugosidad y el ruido de arrastre. En particular, el ruido de borde de arrastre es frecuente en aplicaciones de baja velocidad y establece su nivel de ruido mínimo. La capacidad de reducir el ruido de las alas tiene implicaciones más allá de las turbinas eólicas, ya que puede aplicarse a otras situaciones aerodinámicas, como el ruido creado por el aire que se filtra a través de los espacios de puertas y ventanas del automóvil.

Sus hallazgos han sido aceptados para publicación en el Journal of Sound and Vibration.

Los pelos presentes en la superficie del ala superior de los búhos grandes forman una estructura similar a la de un bosque

Los investigadores -de Lehigh, Virginia Tech, la Florida Atlantic University y la Universidad de Cambridge- examinaron específicamente la aterciopelada superficie del ala superior de muchos búhos grandes, un atributo físico único, incluso entre las aves, que contribuye a su vuelo silencioso. Como se ve bajo un microscopio, consiste en pelos que forman una estructura similar a la de un bosque. Los pelos inicialmente se elevan casi perpendicularmente a la superficie de la pluma, pero luego se doblan en la dirección del flujo para formar un dosel con púas interconectadas en las fibras cruzadas de sus puntas

Después de darse cuenta de que el uso de un dosel unidireccional -con las fibras cruzadas eliminadas- era el más eficaz crearon un accesorio plástico impreso en 3-D que consistía en pequeñas terminaciones que se pueden añadir a un ala. La invención puede adaptarse a un diseño de ala existente y utilizarse junto con otras estrategias de reducción de ruido para conseguir una supresión de ruido aún mayor.

«El más eficaz de nuestros diseños imita las fibras suaves del ala de un búho, pero con las fibras cruzadas eliminadas», dice Justin W. Jaworski, autor de la investigación en la Universidad de Lehigh.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios