Murciélago
Murciélago - ABC

San Valentín: así se conquista en el reino animal

¿Cómo manifiestan su amor anfibios, peces, reptiles, mamíferos y aves?

Actualizado:

Catorce de febrero. «El calendario dice que hoy debería hacerte un regalo; mi corazón me pide que te lo haga todos los días. ¡Feliz San Valentín, mi cariño!». Los seres humanos podemos escribir este tipo de frases en tarjetas. Pero, ¿qué hace un animal cuando desea manifestar su amor?.

1. Anfibios

Sapo partero
Sapo partero - ABC

Los machos de sapo partero ibérico, por ejemplo, inician la llamada de apareamiento con una sola nota de corta duración -que suena como la vocal "u" y recuerda al canto del autillo-, tonal, sin apenas armónicas y sin modulación de frecuencia, explica Rafael Márquez, del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Los machos de mayor tamaño y con una temperatura corporal más elevada emiten una llamada más grave y más larga, respectivamente. Y las hembras suelen preferir a este tipo de ejemplares de sapo partero ibérico.

Para esta especie no se han descrito luchas físicas entre hembras para acceder a los machos. De hecho, las hembras receptivas de sapo partero ibérico solo tienen que aproximarse a los machos fonadores. Saltan y efectúan carreras cortas; se paran frecuentemente y giran sobre sí mismas para identificar con precisión la fuente del sonido. Y, después, emiten también ellas cantos de respuesta para que sus enamorados emerjan desde sus refugios. Los machos empiezan, entonces, a cantar más rápido y con mayor intensidad.

«Mi corazón bombea más fuerte por una sola razón: ¡Tú!».

2. Reptiles

Camaleón común
Camaleón común - ZOOBOTÁNICO JEREZ

El cortejo del camaleón común, como explica Mariano Cuadrado, del Zoobotánico Jerez, incluye dos pautas bien diferenciadas. En un primer momento el macho trata de aparentar un mayor tamaño corporal: comprimiendo su cuerpo lateralmente mostrando uno de sus flancos, orientándose perpendicularmente con respecto a la posición que ocupa la hembra e hinchando sus pulmones. El macho suele enroscar la cola y exhibe un color verde oscuro intenso con manchas difusas de color negro de «macho en celo».

El segundo componente del cortejo se caracteriza porque el macho persigue a la hembra en sus desplazamientos. Si durante estos paseos románticos la pareja encuentra algún otro macho (emparejado o no) se origina una pelea. Y si el vencedor resulta ser el intruso, éste comenzará de inmediato el cortejo de la hembra.

«Desde el día que te conocí, supe que ya nunca más podría vivir sin ti. ¡Te quiero!».

3. Insectos

Escarabajos peloteros
Escarabajos peloteros - J. SMOLKA

Algunos insectos aprovechan la oportunidad de encontrar pareja cuando se reúnen en un mismo lugar, sobre todo cerca de su fuente de alimento, como les ocurre a los escarabajos peloteros, por ejemplo, escribe Magdalena Cruz Rosales, del Instituto de Ecología de México.

A veces los escarabajos optan por alejarse de dicha fuente de alimento y deciden cortar un pedazo de estiércol o excremento animal para rodarlo hacia otra demarcación y emplearlo como reclamo para las hembras. Tal comportamiento de rodaje se interpreta como una señal de «busco pareja». Y cuando el macho es aceptado, ambos ruedan juntos hasta un destino adecuado donde enterrar su bola de alimento.

«Aunque cien rosas te regale o con mil bombones te obsequie, no hay nada en el mundo que de verdad demuestre que en mi corazón estás siempre presente».

4. Aves

Tres ejemplares de emú
Tres ejemplares de emú - ABC

Los emú poseen un sistema único de cortejo y reproducción entre los animales del zoológico. Así opinan, al menos, desde el parque de la ciudad colombiana de Barranquilla.

Al comienzo de la estación de reproducción la hembra de emú, que se aparea con varios machos (poliandria), produce un sonido «como si retumbara un tambor a lo lejos». El macho sabe, entonces, que debe ponerse a construir un nido en su territorio para recibir la visita de su amada.

Al iniciar la copula ambos se colocan juntos y mueven la cabeza de lado a lado. Después, la hembra se sienta y el macho se sube encima y copula con ella sujetándole el cuello con el pico. A continuación, sale corriendo y la hembra deposita los huevos. Ésta, concluida la puesta, también abandona el nido y deja al macho encargado de la tarea de incubación.

«¡Cuerpo a tierra! ¡Cupido está en el aire!».

5. Peces

Peces disco
Peces disco - ACUARIOVIDA.COM

El cortejo de los peces disco comienza con un enfrentamiento entre ellos (mordiscos en los labios, coletazos y cabezazos), seguido un baile que se repite muchas veces antes de que la hembra desove. Nadan juntos, se ponen frente a frente, vibran… Los peces disco justo antes de aparearse se oscurecen. Después, hembra y macho limpian la zona donde harán la puesta, comentan desde distintos portales dedicados al mantenimiento de acuarios particulares.

«Por 1 beso de tu boca, 2 caricias te daría; 3 abrazos que demuestren 4 veces mi alegría; y en la quinta sinfonía de mi sexto pensamiento, siete veces te diría las ocho letras de un "Te Quiero"; porque 9 veces por ti vivo y 10 veces por ti muero. ¡Feliz San Valentín!».

6. Mamíferos

Leopardos
Leopardos - ABC

Cuando las hembras de leopardo están en celo emiten fuertes olores y gritos para atraer a los machos. Éstos viajan largas distancias para alcanzarlas y a menudo, incluso, deben luchar entre ellos para convertirse en los únicos dueños de su corazón.

La pareja de felinos permanece junta durante algunos días, apareándose varias veces y cazando en equipo. Después el leopardo macho regresa a su hábitat mientras la hembra se prepara para la gestación.

«En todas partes te encuentro, en todas parte de veo: sera el amor que me corre por dentro».