Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado estadounidense
Mitch McConnell, líder de la mayoría republicana en el Senado estadounidense - REUTERS

Trump carga contra el líder republicano en el Senado por el fracaso de la reforma sanitaria

«¿Podéis creer que Mitch McConnell, que ha gritado 'derogación y reemplazo' desde hace siete años, no fuera capaz de conseguirlo?» ha escrito el presidente de EE.UU. refiriendose a Mitch McConnell

Actualizado:

Donald Trump ya tiene su enemigo favorito en los pasillos del Capitolio, y milita en su mismo partido. Por segundo día consecutivo, atizó con fuerza a Mitch McConnell, el líder de la mayoría republicana en el Senado, desde Twitter: «¿Podéis creer que Mitch McConnell, que ha gritado 'derogación y reemplazo' desde hace siete años, no fuera capaz de conseguirlo?», escribió sobre la imposibilidad de desmantelar la reforma sanitaria de Barack Obama -conocida como Obamacare- en un mensaje por la mañana.

Este ha sido el gran fracaso legislativa de su todavía joven presidencia y Trump ha decidido, con su política de comunicación de brocha gorda, que McConnell cargue con toda la culpa. Eso a pesar de que el presidente, que alardea de su capacidad de negociación y de cerrar acuerdos, fue incapaz de encontrar una solución que agradase a las diferentes corrientes republicanas en el Senado. Lo intentó con decenas de reuniones y llamadas telefónicas a los legisladores. También con amenazas a los senadores díscolos. Pero no fue suficiente y, a la hora de asignar la responsabilidad del fracaso, Trump se la entrega por completo a McConnell. Después de varias votaciones sin fruto, diferentes propuestas legislativas sin acuerdo, McConnell reconoció que era el momento de «seguir adelante» y dedicarse a otras prioridades legislativas, lo que enervó al presidente, que tiene el desmantelamiento de Obamacare como una pieza central de sus promesas electorales.

Más tarde, volvió a la carga con otro mensaje similar en la red social en el que le decía «Mitch, vuelve al trabajo», le exigía que pusiera en su mesa el desmantelamiento de Obamacare, una reforma fiscal y una ley de infraestructuras. «¡Puede hacerlo!», cerraba con tono jocoso.