Internacional

Theresa May recurrirá el fallo que la obliga a someter al Parlamento británico el Brexit

La primera ministra de Reino Unido insiste en un artículo en «The Sunday Telegraph» en continuar con su plan de negociar una salida completa de la Unión Europea, mientras el líder laborista pone condiciones y amenaza con forzar elecciones

La primera ministra británica, Theresa May, junto a su homólogo colombiano y Premio Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos
La primera ministra británica, Theresa May, junto a su homólogo colombiano y Premio Nobel de la Paz, Juan Manuel Santos - REUTERS
EFE Madrid - Actualizado: Guardado en:

La primera ministra británica, Theresa May, ha anunciado en un artículo publicado en «The Sunday Telegraph», que continuará con su plan de negociar un «brexit» «al completo» a pesar del dictamen judicial del jueves que le obliga a pedir autorización al Parlamento antes de iniciar el proceso.

Por su parte, en «The Sunday Mirror», el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, ha avisado de que su formación no apoyará la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa -lo que iniciaría los dos años de negociaciones con Bruselas- si May no garantiza que negociará acceso al mercado único y preservará los derechos laborales.

En su escrito, la jefa del Gobierno conservador ha explicado que ha decidido recurrir el fallo del Tribunal Superior, que requiere una votación parlamentaria antes de activar el artículo 50, porque «hay un principio en juego». En este sentido, ha afirmado que «puede parecer un debate sobre procedimiento, y el argumento legal es complejo, pero la realidad es que hay un importante principio en juego».

May ha escrito en «The Sunday Telegraph» que «el Parlamento aprobó poner en manos del pueblo británico la decisión sobre nuestra pertenencia a la Unión Europea. El pueblo eligió, y lo hizo decisivamente. Es la responsabilidad del Gobierno realizar el trabajo y ejecutar sus instrucciones al completo».

La dirigente conservadora que, en el plebiscito votó con reservas a favor de la permanencia en la Unión Europea y que desde julio fue elegida para liderar un gobierno de unidad entre las facciones europeísta y eurosescéptica de su formación: «Los diputados y los lores que lamentan el resultado del referéndum, deben aceptar lo que la gente decidió», ha aseverado la primera ministra.

En este sentido, ha pedido que «en lugar de recrear las batallas del pasado, deberíamos concentrarnos en cómo podemos unirnos como país para sacar el máximo provecho de esta gran oportunidad nacional y forjar un futuro global audaz y confiado para el Reino Unido». Como conclusión ha añadido que «esa debería ser nuestra ambición, en torno a la cual deberíamos unirnos», quien se ha mostrado reacia a revelar su estrategia en el Parlamento para no dar pistas a Bruselas.

Corbyn: Brexit con condiciones o elecciones

En una entrevista en el tabloide laborista «The Sunday Mirror», Corbyn advierte a su vez de que su partido bloqueará la activación del artículo 50 del Tratado de Lisboa a no ser que el Gobierno acepte cuatro «condiciones básicas».

Estas condiciones son negociar acceso al mercado único, preservar los derechos laborales, garantizar los derechos de los consumidores y el medioambiente y el compromiso de destinar fondos a compensar cualquier inversión europea perdida por el «brexit».

«El tribunal ha dicho que el Parlamento debe ser consultado. Nosotros aceptamos el resultado del referéndum. No estamos desafiando ese resultado», ha declarado Corbyn quien se ha reaformado en sus idea de pedir acceso al mercado europea para la industria de su país.

Por otra parte, Corbyn ha asegurado que el Partido Laborista «está listo» si May, que no ha pasado por las urnas, decide convocar en cualquier momento elecciones anticipadas para refrendar su mandato y sus planes: «Tenemos los afiliados, la organización y el entusiasmo», ha afirmado el dirigente socialdemócrata, que precisa que unas elecciones darían la oportunidad de «poner ante el pueblo británico una estrategia económica alternativa para el país».

Este cruce de declaraciones se publica cuando May se dirige a la India, en su primera misión comercial desde que accedió al poder, a fin de preparar el terreno para futuros acuerdos comerciales post-brexit. En un comunicado difundido antes de partir, la jefa del Gobierno ha señalado que los dos países son «socios naturales» que comparten los objetivos de «una seguridad y una prosperidad compartidas».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios