George Weah recibe la banda como presidente de Liberia en una ceremonia en Monrovia / Vídeo: El exfutbolista George Weah jura su cargo como presidente de Liberia - Afp / Vídeo: ATLAS
África

George Weah, investido presidente de Liberia

El único Balón de Oro africano sustituye a la Nobel de la Paz Ellen Johnson Sirleaf, en la primera transferencia democrática en siete décadas

Corresponsal en JohannesburgoActualizado:

George Manneh Weah ha sido investido presidente de Liberia este lunes en un estadio cerca de Monrovia, la capital del país, ante 35.000 personas, según la prensa local. El exfutbolista del PSG y único Balón de Oro africano sustituirá a la Nobel de la Paz Ellen Johnson Sirleaf, la primera presidenta electa de África, que deja el poder tras doce años como máxima mandataria.

Se trata de la primera transferencia democrática pacífica de poder desde 1944, cuando el presidente Edwin Barclay fue reemplazado por William Tubman. Sirleaf, la primera presidenta elegida democráticamente del continente, pasa el relevo al primer futbolista africano en convertirse en máximo mandatario.

A la histórica y multitudinaria ceremonia de investidura asistieron más de una docena de políticos africanos, incluidos los jefes de estado de Ghana, Nigeria, Sudáfrica, Mali, Costa de Marfil y Guinea.

De estrella de fútbol a presidente

La primera toma de contacto de Weah, 51 años, con la política fue en 2002 tras retirarse del fútbol. En 2005 se presentó a las elecciones generales pero perdió en la segunda vuelta ante Sirleaf. Seis años después, se postuló como vicepresidente de su partido pero Winston Tubman tomó dicho cargo. En 2014, el exfutbolista del Milán se convirtió en senador.

Para muchos, Weah es un héroe hecho a sí mismo, procedente de un barrio pobre y coronado como mejor jugador del mundo en 1995 (FIFA) para convertirse en máximo mandatario de su país. El exfutbolista logró una de las victorias más importantes de su vida el pasado mes de diciembre tras vencer al vicepresidente Joseph Boakai en la segunda vuelta de las elecciones generales con más del 60% de los votos. Entre las promesas del nuevo presidente se encuentran erradicar la corrupción y reforzar la maltrecha economía. Liberia es uno de los países más pobres del mundo.