Naser Oric, excomandante bosnio-musulmán, abandona el tribunal de Sarajevo este lunes tras la sentencia absolutoria
Naser Oric, excomandante bosnio-musulmán, abandona el tribunal de Sarajevo este lunes tras la sentencia absolutoria - Afp

El general Oric, excomandante bosnio en Srebrenica, absuelto de crímenes de guerra

El Gobierno de Belgrado califica la decisión del tribunal de «vergonzosa» y una muestra de que «para las víctimas serbias no hay justicia»

SarajevoActualizado:

El general Naser Oric, jefe del Ejército bosnio en la región de Srebrenica durante la última guerra (1992-1995), ha sido absuelto este lunes por parte de un tribunal bosnio de crímenes de guerra contra los serbios. La ministra de Justicia serbia, Nela Kuburovic, declaró que la «vergonzosa» decisión del tribunal es una muestra de que «para las víctimas serbias no hay justicia», informan Reuters y Efe.

Las autoridades de Serbia y los serbobosnios acusan a los hombres bajo mando del general Naser Oric de haber matado a civiles serbios en la región de Srebrenica y en sus alrededores en los primeros años de la guerra. También le acusaron del asesinato de tres prisioneros serbios en 1992 en las aldeas de Zalazje, Lolici y Kunjerac, en las zonas orientales bosnias de Bratunac y Srebrenica. Esta última ciudad terminó cayendo bajo control de las fuerzas serbobosnias en julio de 1995, tras el genocidio en el que los militares serbobosnios comandados por el general Ratko Mladicmataron a más de 8.000 varones musulmanes, en la que es la mayor masacre cometida en suelo europeo desde la Segunda Guerra Mundial.

Las familias de las víctimas serbobosnias han abandonado el tribunal en señal de protesta

«Los acusados Naser Oric y Sabahudin Muhic han sido absueltos de cargos de violación de las disposiciones de las Convenciones de Ginebra», han asegurado el juez Saban Maksumic, en la lectura del fallo en un tribunal bosnio de crímenes de guerra. Las familias de las víctimas serbobosnias han abandonado la corte en protesta por el veredicto.

Los musulmanes bosnios (bosniacos) consideran al general Naser Oric como un héroe nacional por la defensa que mantuvo en la guerra del enclave de Srebrenica, a pesar de las acusaciones lanzadas desde hace años por civiles y autoridades serbobosnias.

Indignación en Belgrado

En un comunicado del Ministerio del Interior serbio, Kuburovic aseguró que la judicatura de su país no renunciará a la acusación por crímenes de guerra contra Oric, a quien considera responsable de «brutales» asesinatos y torturas «contra la población civil». Al mismo tiempo, la ministra destacó que su país no renunciará a la política de reconciliación y buenas relaciones en la región balcánica, y pidió a los vecinos «la misma dedicación» a ese objetivo.

También el titular de Exteriores, Ivica Dacic, se mostró indignado y calificó la sentencia como «descaro, humillación e injusticia hacia las víctimas serbias». «La decisión sobre la absolución de Oric es un mensaje que no se responde por los crímenes cometidos contra serbios. ¿Cómo piensa alguien que de esa forma se puede edificar la paz, estabilidad y reconciliación en la región?», declaró el jefe de la diplomacia serbia a la agencia Tanjug.

El excomandante bosnio-musulmán había sido detenido en junio de 2015 en Suiza por una orden de Serbia, pero finalmente fue extraditado a Bosnia. Oric fue acusado por primera vez en 2003 y condenado a dos años de prisión por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), en La Haya, pero en 2008 fue absuelto.