El hasta ahora primer ministro israelí ha votado en Jerusalén
El hasta ahora primer ministro israelí ha votado en Jerusalén - efe

La participación en Israel sube al 65,7% a dos horas del cierre de urnas

Actualizado:

Israel vota ya para elegir el que será su vigésimo Parlamento [Consulta aquí todas las claves de las elecciones en Israel]. Los más de 10.000 centros electorales habilitados en Israel han abierto sus puertas este martes a las 7.00 horas (6.00 hora peninsular española) para que los más de 5,8 millones de electores registrados puedan ejercer su derecho al voto en las elecciones parlamentarias.

La mayoría de los candidatos han votado ya, entre ellos Benjamin Netanyahu y su esposa, que han madrugado y ya han depositado sus papeletas en el centro de voto correspondiente en Jerusalén.

Por otro lado, la participación a las 20.00 hora local (19 horas en España), era del 65,7%.

La jornada electoral en Israel está transcurriendo sin incidencias, si bien el presidente de la Comisión Central Electoral, el juez Salim Jubran, ha prohibido a la emisora ultraortodoxa judía «Kol» difundir propaganda electoral después de una denuncia del partido sefardí Shas que la acusó de hacer campaña.

El papel de Netanyahu

Las encuestas dan la espalda al que hasta ahora ha sido primer ministro del país, pero debido a su estrecha relación con las fuerzas ultranacionalistas y ultrarreligiosas tiene muchas posibilidades de seguir encabezando el Gobierno de este país.

A las 22.00 horas, las 21.00 en España, cerrarán los colegios electorales y empezará el recuento. Entonces, en función de los resultados de los comicios, el Parlamento decidirá quién será el nuevo primer ministro y si sigue el cargo el actual jefe del Gobierno, Benjamin Netanyahu, líder de Likud. Netanyahu ha asegurado este lunes que no permitirá un estado palestino mientras siga siendo primer ministro israelí.

Un total de 5,88 millones de israelíes están registrados como electores para ejercer su derecho al sufragio en los 10.119 centros electorales habilitados en todo el país, de los cuales 2.500 cuenta con acceso para personas con silla de ruedas.

A diferencia de lo que ocurre en otros países, los israelíes que están en prisión mantienen su derecho al voto y cuenta con 56 urnas en 27 cárceles para poder votar. Además, se han habilitado 255 urnas electorales en diversos hospitales israelíes.