Urkullu (izquierda), durante su reunión con Gure Esku Dago
Urkullu (izquierda), durante su reunión con Gure Esku Dago - Gobierno vasco

El PP censura la «fotografía» del lendakari con plataformas soberanistas

Alfonso Alonso pide a Urkullu que no meta a los vascos en el «lío de la autodeterminación»

BilbaoActualizado:

El lendakari se reunió este jueves con dirigentes de la plataforma soberanista Gure Esku Dago, reconocida en el País Vasco por sus iniciativas en favor del derecho a decidir y su apoyo al proceso catalán. La institución informó a Íñigo Urkullu acerca de sus próximos planes, entre los que se encuentra la celebración de consultas populares en diversos municipios del territorio. Una «fotografía» que ha censurado hoy el presidente del PP autonómico, Alfonso Alonso, quien ha denunciado que este tipo de encuentros solo trae «inquietud e incertidumbre». En este sentido, ha rogado al nacionalista que no meta a la población vasca «en el lío de la autodeterminación» en pos de la estabilidad de la Comunidad Autónoma.

«¿Esa es la foto que quiere el lendakari para empezar el año? –se ha preguntado Alonso este viernes en Bilbao–. ¿No se da cuenta del riesgo en que nos puede meter al conjunto de los vascos?». El popular, que se ha reunido con agentes del sector educativo, ha cuestionado que el Gobierno autonómico dé «prioridad» al autogobierno en lugar de al empleo y la educación, postura que, a su juicio, solo conseguirá «reventar» cualquier posibilidad de estabilidad y tranquilidad.

Por todo ello, ha solicitado a Urkullu que realice un «ejercicio de responsabilidad», pues «nadie quiere bronca»: «No podemos ir al camino de la división social», ha insistido el popular, que ha subrayado que la estabilidad del País Vasco es en estos momentos su «principal valor», pues traslada tranquilidad a la calle.

Consultas en 180 municipios

Según informó la portavoz de Gure Esku Dago, Zelai Nikola, la plataforma trasladó el jueves al lendakari su hoja de ruta para el próximo ejercicio, en el cual tienen previsto realizar más consultas populares. Por el momento ya se han celebrado referéndums en 180 municipios del País Vasco, si bien el respaldo de la ciudadanía ha sido discreto en la mayoría de los casos.

De hecho, tampoco el Ejecutivo vasco manifestó deseo alguno de participar en este tipo de iniciativas «a la catalana». El propio Urkullu abogó semanas atrás por reforzar la bilateralidad con el Estado para debatir sobre un nuevo estatus político a través de otras «vías» que garanticen los poderes y las competencias del territorio: «Nuestro Gobierno ha declarado y demostrado voluntad de negociación y acuerdo –destacó–. Esperamos una actitud de reciprocidad por parte del Gobierno español».