El alcalde de Becerreá votando con el PP durante el últimio pleno provincial
El alcalde de Becerreá votando con el PP durante el últimio pleno provincial - EFE

Diputación de LugoCampos destituye a Martínez y reabre la crisis del PSOE lucense

El presidente del ente provincial cesa de sus funciones a su número dos por votar con el PP

SantiagoActualizado:

Estalla la crisis en el gobierno de la Diputación de Lugo. El presidente del ente provincial, el socialista Darío Campos, firmó este miércoles la destitución del alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, como vicepresidente de la institución después de que en el último pleno provincial Martínez rompiese de nuevo la disciplina de voto del partido para respaldar una iniciativa del PP. En concreto, la propuesta de los populares que hizo saltar por los aires la convivencia entre el regidor becerreense y sus compañeros de partido tenía como objetivo devolverle a la sociedad provincial Suplusa —presidida por Manuel Martínez— las competencias que la Junta de Gobierno de la institución le había retirado a este ente para gestionar varias residencias de ancianos en diferentes concellos lugueses.

«Una persona que vota en contra de nuestros mayores de la provincia, una persona a la que se le dieron suficientes oportunidades en este grupo socialista (...) y vota un acuerdo con visos de una manifiesta ilegalidad no tiene cabida en el grupo socialista», sentenció Darío Campos al término del pleno municipal. Dicho y hecho. Menos de 24 horas después, el también alcalde de A Pontenova firmaba el decreto por el que acordaba retirarle a Martínez sus competencias y decidía nombrar como nuevo vicepresidente y responsable de Vías y Obras al regidor de A Fonsagrada, Argelio Fernández. No obstante, el futuro del alcalde de Becerreá como militante socialista y como miembro del grupo del PSOE en la Diputación sigue en el aire. Al cierre de esta edición, la ejecutiva provincial luguesa participaba en una reunión para abordar la situación del regidor en el seno del partido. «Imagino que estudiarán la posibilidad de abrirme un expediente de expulsión», apuntó en declaraciones a ABC el propio Manuel Martínez, que matizó además que no le había sido comunicada tampoco su destitución como miembro del grupo provincial; decisión que —explica— deberán tomar por mayoría el resto de diputados socialistas.

Apertura de expediente

Ante la posibilidad de que el partido inicie el procedimiento orgánico para cesarlo de militancia, el llamado alcalde «díscolo» anuncia que, al contrario de lo que sucedió hace tres años, esta vez no opondrá resistencia. «Si pasé dos años en 2015 recurriendo porque quería seguir siendo militante del partido, obviamente ahora esos esfuerzos inútiles no los voy a hacer. Tan pronto me comuniquen por primera vez que me abren expediente informativo para la expulsión, yo les pediré que me den de baja en el partido automáticamente», señaló Martínez en conversación con este diario. Fuentes del PSdeG explicaron a ABC que, si la ejecutiva provincial decide iniciar el procedimiento para abrir expediente a Martínez, la ruptura reiterada de la disciplina de voto podría llegar a ser considerada según los estatutos como una infracción «muy grave», por lo que sería la dirección de Ferraz la encargada de dirimir este asunto.

Tal y como afirmó el propio alcalde de Becerreá en una entrevista el pasado fin de semana, si finalmente es expulsado del PSdeG, promoverá la creación de una candidatura alternativa para intentar conservar la alcaldía del municipio lugués en las próximas elecciones locales. Una operación a la que podrían sumarse figuras como el alcalde de Chantada o el exregidor de Monterroso con el objetivo de irrumpir también en la Diputación de Lugo.